Público
Público

Pakistán apunta a dos grandes bases de rebeldes talibanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército paquistaní anunció el domingo que tiene como objetivos dos grandes bases talibanes en la región de Waziristán del Sur, al tiempo que profundizan en su ofensiva en el interior del bastión extremista en la frontera afgana.

Los militares lanzaron un gran asalto en Waziristán del Sur el 17 de septiembre para tomar el control de los terrenos sin ley, tras una serie de ataques integristas que incluyeron un asalto de los cuarteles del Ejército, que dejó más de 150 muertos.

La ofensiva, destinada a frenar el creciente número de islamistas, es una gran prueba para el Gobierno y el Ejército paquistaníes y es seguida de cerca por Estados Unidos y otras naciones occidentales involucradas en el conflicto de Afganistán.

El Ejército ha señalado que ha iniciado una "fase importante" de su ofensiva de tres frentes, y que hay tropas en las afueras de Sararogha y Makin, dos principales bases para los integristas en zonas montañosas.

Makin es descrito como "el centro neurálgico" de los extremistas, mientras Sararogha, a unos 20 kilómetros al sureste de Makin, alberga un emplazamiento estratégico capturado por talibanes desde el año pasado, que para tomarlo mataron a varios soldados y tomaron decenas de rehenes.

"Las fuerzas de seguridad rodearon Makin desde tres direcciones", declaró el Ejército en un comunicado.

Responsables de seguridad informaron de que aviones militares y helicópteros de combate atacaron posiciones extremistas del interior y en los alrededores de Makin durante la batalla.

El Ejército señaló que las fuerzas gubernamentales sitiaron Sararogha, tomaron el control de lugares importantes y cimas que vigilan la ciudad, además de haber desalojado a la mitad de Kaniguram, un centro de integristas uzbecos.

Nueve insurgentes y dos soldados murieron durante los enfrentamientos del domingo, informó el Ejército, poniendo en 331 la cifra de militantes muertos en 16 días de combate.