Público
Público

Pakistán niega tener lazos con los talibanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dirigentes políticos y militares paquistaníes negaron airadamente el lunes un informe que afirma que mantienen vínculos duraderos con los talibanes afganos y que el país aliado de Estados Unidos está haciendo un doble juego.

El domingo, el centro de estudios británico London School of Economics publicó un informe según el cual sus investigaciones concluían que el apoyo a los talibanes es la "política oficial" de los servicios secretos de Pakistán, Inter-Services Intelligence (ISI, por sus siglas en inglés).

que dijo que fueron confirmadas por dos altos cargos de seguridad occidentales - podrían aumentar la preocupación en Occidente sobre el papel de Pakistán en Afganistán.

El documento también indicó que el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, habría visitado a importantes prisioneros talibanes en Pakistán este mismo año y se cree que prometió su liberación y ayuda para las operaciones de los integristas.

Farah Ispahani, un portavoz de Zardari, calificó las conclusiones de "absolutamente espurias" y sugirió que son un intento de descarrilar las conversaciones estratégicas con EEUU.

El portavoz militar, el general Athar Abbas, dijo: "Es la misma historia de siempre que no da pruebas creíbles. Es engañosa con una intención maliciosa. Lo rechazamos".

Un alto cargo del ISI aseguró que el informe es "basura" y dijo que estaba "lleno de insinuaciones y que no hay prueba de nada".

Un alto mando de los talibanes dijo a Reuters vía teléfono por satélite que los talibanes afganos no tienen relaciones con el ISI ni "con ningún país extranjero, incluido Pakistán".

Para algunos analistas paquistaníes y observadores de los talibanes, sin embargo, el informe y las reacciones de los dirigentes no constituyen ninguna sorpresa.

"Pakistán, el Ejército, el ISI, saben dónde está esta gente, cómo operan. Pueden ponerse en contacto con ellos en cualquier momento, pueden arrestarlos, pueden liberarlos, eso es correcto", dijo el analista Rahimulah Yusufzai en Peshawar, una localidad fronteriza que fue un escenario importante en el combate de los afganos contra la ocupación soviética.

RELACIONES DURADERAS

Pakistán sí ha admitido tener relaciones con los combatientes y los grupos que llevaron a cabo la lucha contra las tropas soviéticas en los años 80, y consideró a los talibanes como un elemento estratégico clave en el caos del Afganistán post-soviético contra su archirrival, India. Después de que se hicieran con el poder en Kabul, Pakistán fue uno de los tres países que reconocieron el Gobierno talibán.

Sin embargo, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos, y ante la presión de Washington, Islamabad dijo haber cortado los lazos con los talibanes. Según muchos dentro y fuera de Pakistán, eso no es lo que ocurrió.

"Estos lazos son tan antiguos y tan profundos que no es posible cortarlos tan pronto", afirmó Yusufzai.

"Tienen lazos con los talibanes. No tendría que haber ninguna duda", dijo el brigada retirado del ISI Asad Munir. "No es un caso único. Cada agencia mantiene estos contactos".

Pero se burló de una de las acusaciones más explosivas: que el ISI está representado en la Quetta Shura, la asamblea dirigente de los talibanes afganos, y afirmó que eso sería innecesario.

"¿Por qué iba a sentarme en una reunión cuando lo obtengo todo, todo lo que se trata ahí, a través de mis chicos de confianza?", preguntó. "Durante la yihad afgana, cuando todo era tan abierto, nunca acudimos a reuniones de los muyahidines, pero conseguíamos todas las informaciones, incluso de los chicos que no eran amistosos con nosotros".

En marzo de 2009, dos altos cargos militares estadounidenses dijeron que tenían indicaciones de que algunos elementos del ISI apoyaban a los talibanes y que esas actividades se debían acabar.

Sin embargo, los responsables occidentales en general se han mostrado reticentes a la hora de hablar públicamente sobre este asunto ante el temor a dañar la cooperación con Pakistán, un estado con armas nucleares al que Washington ha enviado miles de millones de dólares en ayuda militar y económica.

"Los americanos saben todas estas cosas, creo, que Pakistán tiene vínculos con los talibanes", afirmó Yusufzai. "Creo que Pakistán está ahora justificando estas relaciones. Pakistán ha estado diciendo a los americanos, 'Mirad, necesitamos mantener contactos con estos tíos porque si decidís hablar con ellos entonces podemos ayudar'".

A pesar de lo que el informe califica de doble juego paquistaní, EEUU necesita a Islamabad, agregó.

"Saben que la mayoría de los tíos de Al Qaeda, los talibanes afganos, están escondidos aquí, ¿así que como los capturan sin la cooperación paquistaní? Parece que los americanos saben esto, pero lo toleran porque todavía necesitan a Pakistán".

Aunque las relaciones entre Pakistán y Afganistán han mejorado desde que Zardari llegó al poder en 2008, Kabul ha mantenido consistentemente que los insurgentes reciben entrenamiento y refugio al otro lado de la frontera.

El lunes, el portavoz del presidente afgano Hamid Karzai se hizo eco de esas afirmaciones anteriores, pero no llegó a mencionar a Pakistán o al ISI.

"Afganistán (...) siempre ha mantenido que los refugios de los terroristas, los centros de entrenamiento de los terroristas y la financiación para ellos están fuera de las fronteras de Afganistán, y desgraciadamente hay organizaciones que tienen relaciones directas con los terroristas", declaró Waheed Omer en una rueda de prensa.