Público
Público

El Palau de la Música se articulará en el futuro a través de una fundación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Palau de la Música que iniciará una nueva etapa el próximo otoño tras la convocatoria de elecciones de su junta directiva se regirá por una fundación en la que estarán representados la asociación Orfeó Català, el Consejo de Mecenazgo y las administraciones públicas.

El secretario general del departamento de Cultura de la Generalitat, Lluís Noguera, ha dicho hoy en conferencia de prensa que desde el principio la nueva dirección ejecutiva y las instituciones trabajaron en "la transparencia y en la creación de una nueva organización que sustituyera a la estructura enferma anterior".

El director general del Palau, Joan Llinares, también ha expresado su "extrañeza" por la lentitud del juez instructor, que no impidió la capacidad de gestión de los anteriores gestores del Palau durante semanas después del registro de los mossos d'esquadra.

En la misma línea, Noguera ha comentado: "seguimos confiando en la justicia, aunque nos gustaría que fuera más rápida" y ha anunciado que "la recuperación patrimonial (de los fondos defraudados) será una nueva línea de actuación que abrirá nuevas posibles investigaciones".

Al respecto, ha recordado que pedirán a aquellas empresas que facturaron al Palau sin haber hecho trabajos en la institución que devuelvan el dinero recibido y no ha descartado posibles acciones judiciales para recuperar ese patrimonio enajenado por los "mafiosos" que había antes en esta institución por ese procedimiento.

Otros de los ejes de actuación del nuevo equipo gestor del Palau era, ha recordado Noguera, "la simplificación de la estructura organizativa, que estaba enferma", y que se articulará seguramente a partir de una fundación.

El Palau se articulaba hasta ahora por la asociación fundadora Orfeó Català; el Consorcio, integrado por el Ministerio de Cultura, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona; y la Fundación Palau de la Música, formada por los patronos y patrocinadores.

La nueva estructura organizativa deberá ser aprobada por la nueva junta que surja de las elecciones y planteará la necesidad de la desaparición del consorcio y de la refundación de la fundación.

La reorganización del organigrama del Palau no eliminará el papel matriz del Orfeó Català, ha asegurado Noguera, quien ha aclarado que "la supresión del actual consorcio público no se podrá acelerar, porque a lo mejor será necesario que el Consorcio siga existiendo como sujeto jurídico para continuar con la recuperación del dinero defraudado".

La presidenta del Palau, Mariona Carulla, ha explicado que después de la presentación de los datos definitivos de los importes defraudados por Félix Millet y Jordi Montull "nuestra intención es pasar página y que sean los juzgados los que hagan su trabajo y dedicarnos a partir de ahora a la música".

Con la aprobación de los nuevos estatutos del Orfeó Català el pasado día 21 se ha iniciado "la renovación del Palau bajo criterios democráticos y plurales, y con la más absoluta transparencia".

Carulla ha confirmado que se presentará a las próximas elecciones de la junta directiva del Orfeó, unas elecciones cuya fecha, ha dicho, se podría decidir en un asamblea extraordinaria de socios a principios de noviembre.

El documento elaborado por el Palau sobre la futura organización, propone la creación de un patronato de la nueva Fundación del Palau y de una comisión delegada.

La presidencia más un 50% de los miembros de estos órganos serán nombrados por la asociación Orfeó Català, mientras que el resto de los miembros procederán del Consejo de Mecenazgo y de las administraciones públicas.

Llinares niega que el Orfeó pierda poder decisorio con el futuro organigrama, ya que "el Orfeó, que es el fundador, tiene el poder del que es titular del edificio, y el titular tiene la capacidad decisoria del propietario".

Además, ha añadido, "al tener la mitad y la presidencia, el Orfeo mantendrá la mayoría absoluta".

El director general del Palau ha remarcado que "la futura entidad gestora también deberá ser aprobada por la asamblea de socios del Orfeó Català, por lo que no cabe mayor control".

En nombre del Ministerio de Cultura, el director general del INAEM, Félix Palomero, ha apuntado que "el Palau mira hoy hacia el futuro" y que la "reconstrucción" del Palau, tan importante como la que se hizo a nivel arquitectónico, se ha podido hacer "desde el esfuerzo, la unidad de las administraciones públicas y la autorregulación".