Público
Público

"Paliar el dolor no causa la muerte"

Los expertos aclaran las diferencias entre paliativos, sedaciones y eutanasia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando los intereses políticos, con trasfondo moral, llevan a una premeditada confusión, hay que dar la palabra a los expertos. Porque no es lo mismo aplicar cuidados paliativos a un paciente que sedarle para que agonice con el menor dolor posible. Y la eutanasia no tiene nada que ver con eso.

Las sedaciones paliativas, por las que fueron acusados de asesinato el doctor Luis Montes y su equipo, no matan. Se aplican a personas que sufren enfermedades en un estado avanzado, que ya no se pueden curar. “El dolor que sufre el paciente ya no se puede aliviar con los fármacos habituales, se le aplica entonces una sedación paliativa para evitar que sufra”, explica la vicepresidenta de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal), Maite Olaizola.

Según los expertos, el médico debe controlar el dolor mediante la sedación si tiene medios. “No hacerlo es una mala praxis”, apunta el director del Plan Andaluz de Cuidados Paliativos, Rafael Cía.

Tampoco en el caso extremo, cuando el enfermo está casi agonizando, la sedación le mata. “Simplemente le rebaja todavía más el nivel de conciencia”, explica Olaizola. Por eso, el médico debe contar con el visto bueno del paciente y si éste ya no es consciente, de su familia.

Las sedaciones forman parte de los cuidados paliativos, que son “la atención integral de todas las necesidades que se crean cuando una persona está en la etapa final de su vida”, explica Cía. Los médicos ayudan a pasar el mal trago a los pacientes y a sus familiares.

Eutanasia
Un caso aparte es la eutanasia, que no está recogida en la legislación española. “Consiste en aplicar tratamientos para provocar la muerte”, diferencia claramente Olaizola. Rafael Cía añade que mientras en las sedaciones se usan fármacos protocolarizados para aliviar el dolor, en la eutanasia “se recurre a la dosis letal de un medicamento que produzca el fallecimiento”.