Público
Público

Palol medita sobre el heroísmo femenino en "El Testament d'Alcestis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Miquel de Palol medita sobre el heroísmo femenino en su novela "El Testament d'Alcestis", una obra de síntesis con la que cierra un ciclo literario de nueve títulos iniciado con "Les concessions" y que incluye sus aclamadas "El Jardín de los siete crepúsculos" y "El Troiacord".

Ganador del premio Mallorca de Narrativa 2008 con este libro, publicado por Empúries, Palol ha explicado hoy en rueda de prensa que describe a una mujer que se mueve entre los arquetipos de la madre y la puta, en una historia que contiene dentro otras historias, a la manera de los cuentos de "Las mil y una noches" o "El Decamerón".

Jugando con el tiempo y la posibilidad de subvertirlo, y teniendo como uno de los referentes la película "Ordet" (La Palabra), de Carl Theodor Dreyer, el narrador ubica a diferentes personajes -algunos de ellos ya han aparecido en otras obras del ciclo- en Can Pagès de Dalt, una antigua masía con muchas referencias simbólicas, muriendo uno de ellos y dedicándose los otros a intentar resucitarlo.

Con su inconfundible estilo, Miquel de Palol despliega a lo largo de casi 700 páginas un fresco en el que, sin olvidar el humor, enlazará intrigas empresariales, con conflictos psicológicos, complots criminales y aventuras sexuales.

A su juicio, "a pesar de tener una intención final metafísica, los elementos de la novela son los de la vida cotidiana" y ha agregado: "creo, incluso, que he explotado el realismo con toda la aceptación del término".

Por otra parte, ha desvelado que el heroísmo de su Alcestis, un personaje que va transformándose y que cuenta con diferentes nombres en esta compleja trama, está basado en la bondad.

La apuesta de Palol va en este sentido porque es de los que siente "una fascinación sentimental más fuerte ante el bien que ante el mal".

Además, este hecho le permite que su heroína pueda aunar aspectos de la moral tradicional como la figura de la madre y la de la meretriz. "Es la mujer más bondadosa de la obra y también la más sexual", ha apostillado.

A pesar de que ha dejado claro que con la obra cierra una etapa literaria, no ha descartado publicar en el futuro otros dos títulos, que tiene en mente, relacionados con su cosmos literario, "pero, aunque editados a posteriori, irían antes que 'El Testament d'Alcestis'".

Miquel de Palol, un arquitecto que dejó la piedra por la palabra a principios de la década de los noventa, reconoce que esta profesión que ya no ejerce le puede influir a la hora de describir espacios físicos, pero no a la hora de estructurar sus relatos, siempre muy trabajados.