Público
Público

Paloma azota Cuba, pero como tormenta tropical

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tormenta tropical Paloma se debilitó rápidamente el domingo mientras cruzaba Cuba, con un centro mal definido que provocó contradictorios pronósticos entre los meteorólogos de Cuba y de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, basado en Miami, dijo que Paloma tenía vientos superiores de 95 kilómetros por hora y estaba situado en la parte este de la central provincia de Camagüey.

Sin embargo, el Instituto de Meteorología de Cuba indicó que ni siquiera alcanzaba vientos de una tempestad tropical, y suspendió la emisión de alertas.

José Rubiera, el meteorólogo jefe de de Pronósticos de la isla, dijo que sólo persistían ligeras lluvias y vientos de la tormenta que azotó el país por la costa sur de Camagüey el sábado como un huracán de categoría 3.

Paloma es el tercer huracán que arremete contra Cuba en los últimos dos meses.

El domingo, Cuba se preparaba para pasar a la fase de recuperación.

"Se ha decidido establecer a partir de las 8:00 horas del domingo (...) La fase recuperativa en los municipios Santa Cruz del Sur, Najasa y Guáimaro, de la provincia de Camagüey", dijo un comunicado Defensa Civil leído en la televisión estatal.

Según las autoridades, los territorios afectados por Paloma deberán comenzar "la evaluación de los daños y los trabajos para el restablecimiento de las condiciones normales".

"El resto de los territorios del país pasan a la normalidad", expresó Defensa Civil.

Una vez en Cuba, Paloma se debilitó a categoría 1 con vientos máximos sostenidos de 136 kilómetros mientras cruzaba la isla y se dirigía al Atlántico, según meteorólogos del CNH, hasta que el domingo se debilitó a una tormenta tropical.

La televisión estatal dijo que la crecida de ríos a causa de las lluvias en la provincia oriental de Santiago de Cuba mantenían incomunicados algunos de sus municipios.

SIN VÍCTIMAS

Cuba, con un sistema de Defensa Civil elogiado por la eficacia para enfrentar fenómenos meteorológicos, no informó de pérdidas de vidas humanas.

"Estoy contenta de que fuera menos de lo que se esperaba. Se sintió viento y llovió bastante pero nada extraordinario. Fue mayor el susto que la realidad", dijo por teléfono a Reuters a Maritza Bacallao, una estudiante universitaria de la provincia central de Camagüey.

Antes de arremeter contra Cuba, Paloma alcanzó el sábado la peligrosa categoría 4, con vientos de 225 kilómetros por hora cuando pasó por las Islas Caimán, donde derribó techos de casas, refugios e inundó las calles.

Cuba fue alcanzada hace dos meses por los huracanes Ike y Gustav, que provocaron pérdidas a la economía nacional por más de 8.000 millones de dólares (6,25 millones de euros), incluyendo la pérdida del 30 por ciento de los cultivos y daños en más de 450.000 viviendas.