Público
Público

Los pandas de las Olimpiadas regresan a casa

Los ocho ejemplares, que fueron seleccionados entre un total de 16 candidatos, llegaron a Pekín el pasado mayo y volverán el domingo a su pueblo de origen en la provincia china de Sichuan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ocho osos panda que viajaron a Pekín el pasado mes de mayo con motivo de los Juegos Olímpicos en la capital china, volverán el domingo a su pueblo de origen en la provincia de Sichuan, según informó un funcionario del Zoo de Pekín a la agencia oficial, Xinhua.

Los ocho animales saldrán desde el aeropuerto de Pekín el domingo por la mañana con destino al Centro de Investigación y Protección del Panda Gigante de China en Bifengxia, dijo el funcionario del Zoo de Pekín Zhang Jinguo.

Este es el motivo por el  cual el número de visitantes al zoo aumentó en los últimos días. 'Soy muy aficionada a los pandas por eso visito el zoo muy a menudo', dijo una mujer que vive en Pekín y añadió, 'no quiero que se vayan'.

Sin embargo, otra visitante del zoo precisó que los pandas 'deben ser devueltos a Sichuan porque allí está su casa y es la región con el mejor ambiente para su supervivencia'.

Los ocho pandas, que fueron seleccionados entre un total de 16 candidatos, llegaron a Pekín el pasado 24 de mayo y viven en tres patios con una temperatura constante.

Yang Changjiang, un guarda en un centro de pandas de Wolong (Sichuan), quien vino a Pekín para cuidar de los pandas gigantes, dijo que los osos 'se habían adaptado bien al clima y la vida en Pekín'.

'Los cachorros, de entre dos y tres años de edad, pueden comer unos 159 kilos de bambú, dos kilos de manzanas, así como otros alimentos, y ellos engordan rápidamente,' dijo el guarda.

Sin embargo, los pandas en sus primeros días en Pekín tenían 'poco apetito y sólo comían dos o tres kilos de bambú al día', precisó Yang.

Durante su estancia en el zoo de la capital, los osos han recibido más de 2,1 millones de visitas.

El terremoto que tuvo lugar el pasado mes de mayo causó fuertes daños en el centro en Wolong, donde se encuentran la mayoría de los pandas cautivos de China, ya que está localizado a unos 30 kilómetros del epicentro del seísmo.

Por este motivo 50 pandas de Wolong fueron llevados a la base en Bifengxia y otros 20 fueron enviados a otras zonas del país, incluyendo los ocho que están en Pekín.

Cinco miembros del centro murieron a causa del terremoto, así como un panda, mientras que dos animales resultaron heridos y seis se perdieron, aunque posteriormente fueron encontrados cinco de ellos.