Público
Público

La pandemia desborda a la sociedad argentina

El país registra la mayor mortalidad por el virus, un 2,4%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades sanitarias de Argentina podrían comenzar, a partir de mañana, a aplicar el tratamiento contra la nueva gripe a todos los pacientes 'sospechosos' de contagio. Al cierre de esta edición el ministro de Salud argentino, Juan Manzur, analizaba esta medida para intentar atajar el avance estratosférico de la enfermedad en pleno invierno austral.

Argentina es, con 60 fallecidos de 2.485 casos oficiales, el país del mundo con una mayor tasa de mortalidad entre enfermos de nueva gripe, un 2,4%, muy por encima de la media mundial, un 0,45%.

La propuesta fue sugerida por los ministros del área reunidos en el Consejo Federal de Salud, quienes pidieron que se medique con el antiviral oseltamivir 'a pacientes con síntomas de gripe pero sin factores de riesgo'. Esta cumbre ministerial también analizó la coordinación de medidas. Asimismo, las autoridaes debatieron acerca del cierre de lugares de concurrencia masiva como estadios de fútbol, teatros y cines, una medida que, por el momento, nadie descarta. De hecho, la Asociación de Productores de Teatro decidió ayer cerrar todas las salas del país durante los próximos diez días. Una medida costosa, pero responsable, que contrasta con la celebración de la final del torneo argentino de fútbol del pasado domingo, a la que asistieron 40.000 hinchas.

El Gobierno de Cristina Fernández ha destinado 200 millones de euros para luchar contra la enfermedad. Además, repartirá las próximas horas 300.000 dosis del antigripal Tamiflú, que se sumarán a otras 500.000 dosis a partir de mañana.

Varias provincias argentinas se han anticipado a las tardías medidas nacionales. Un total de 17 distritos decidieron, hace una semana, el cierre de las escuelas durante un mes. Y las empresas dan permisos a las mujeres embarazadas para ausentarse del trabajo durante 15 días.

El jefe de Infectología del Instituto de Ciencias Médicas de la Ciudad de México, Alejandro Macías, llegó ayer a Argentina invitado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 'Argentina es, ahora, el epicentro del mundo', señaló el médico

La OPS consideró 'desafortunada' la celebración de las elecciones legislativas argentinas del pasado 28 de junio, cuando votaron 22 millones de ciudadanos. '[El Gobierno] ha tratado de ocultar los datos desde principios de abril hasta pasadas las elecciones', afirmó ayer el presidente de Médicos sin Banderas, Ariel Umpiérrez.

Antes de los comicios, el parte oficial daba cuenta de 1.587 contagios y 22 muertes por la nueva gripe. Horas más tarde, en su primera aparición pública como ministro de Salud, Manzur estimó en 100.000 los afectados. Este hecho llevó a dos abogados a presentar una demanda contra el Gobierno por, presuntamente, haber postergado las medidas sanitarias debido a las elecciones.