Público
Público

Pánico en las bolsas por la recesión y la gran banca

El Ibex cae un 4,51%, en línea con el resto de la UE, y Wall Street cede un X% 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De mal en peor, las bolsas siguen hundiéndose. Inexorablemente. Nada logra frenar una sangría que ayer dejó recortes cercanos al 4% y volvió a sumir los parqués en la desconfianza, a pesar de la bajada de tipos que anunció el BCE.

El temor a que la crisis se recrudezca desató, una vez más, el pánico y provocó un jueves negro en ambos lados del Atlántico. Lastrado por la banca y el miedo a que la recesión se agrave, el Ibex cayó un 4,51%, el resto de las plazas europeas mostraron un comportamiento similar y Wall Street cedió un X,XX% por las horas críticas que viven General Motors y el sector financiero.

Los títulos de Citi llegaron a cotizar por debajo de un dólar

Fue una jornada para olvidar. La remontada que los mercados se anotaron la víspera quedó reducida a un espejismo, y los inversores optaron por vender desde los primeros compases de la negociación. A ese clima contribuyó, además, la decepción que generó el nuevo plan de estímulo económico de China, que será menos potente de lo previsto.

Tal como se esperaba, el BCE rebajó el precio del dinero hasta un mínimo histórico del 1,5%, pero las bolsas ya lo habían descontado y las sombrías previsiones de la autoridad monetaria sobre la evolución del PIB ampliaron los números rojos. El nerviosismo causó estragos en bancos y aseguradoras, que cayeron un 7% y un 11% en Europa y acumulan descensos de en torno al 40% en lo que va de año.

Debacle generalizada

La posible quiebra de General Motors desploma un XX% sus acciones

Fráncfort se dejó un 5,02%; París, un 3,96%; Londres, un 3,18%; y el Ibex, un 4,51%. Siguiendo la tónica de los últimos meses, BBVA y Santander constituyeron un lastre: S&Ps rebajó sus perspectivas de calificación el miércoles, pero como la noticia se conoció a cierre de mercado, ambas entidades lo acusaron ayer (7%). Todos los grandes valores se hundieron, aunque Mapfre se llevó la peor parte con un derrumbe del 12%. La bolsa española, en 7025,9 puntos, ha retrocedido un 23,6% desde enero, y se sitúa ya en los bajos niveles de octubre de 2003.

Al otro lado del Atlántico, Wall Street también se desplomó. General Motors se acerca a la quiebra después de que sus auditores hayan planteado 'dudas sustanciales' sobre la supervivencia de la compañía, y sus acciones sufrieron un duro castigo (XX%). El sector financiero también atraviesa un momento crítico, y la amenaza de Moodys de rebajar la calificación de la deuda de los grandes bancos estadounidenses hizo que Bank of America yJPMorgan recibieran severos varapalos. No obstante, el protagonismo de la sesión correspondió a Citigroup, que ayer llegó a cotizar por debajo de un dólar por primera vez en su historia. Si se mantuviera en ese precio, podría incluso ser expulsado de la bolsa.

¿Será 2009 tan nefasto como el año pasado? La mayoría de los analistas lo descartaba, pero hoy las dudas son generalizadas. 'Hay que dejar que la economía se ajuste y el dolor es inevitable. No se sabe cuándo puede tocar fondo', alerta el director de análisis de M&G Valores, Nicolás López. Los principales índices mundiales han perdido casi una cuarta parte de su valor en lo que va de ejercicio, y eso recuerda demasiado a 2008, que se saldó con caídas del 40% en los parqués, en un descalabro sólo comparable al crash de 1929.