Publicado: 06.02.2014 16:14 |Actualizado: 06.02.2014 16:14

Panrico exige cinco millones a los huelguistas de Barcelona por daños y perjuicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los diez miembros del comité de huelga de la planta de Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) se enfrentan el próximo 13 de febrero a un juicio en el que la empresa solicita que se declare ilegal la protesta y les reclama cinco millones de euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

Así lo ha asegurado este jueves el delegado sindical de CCOO y miembro del comité de huelga, Félix Yela, quien considera que se trata de "un juicio contra la lucha obrera" para atemorizar y que pretende atentar contra el patrimonio de los trabajadores, que llevan 116 días de huelga.

El juicio está previsto en el juzgado social número de 3 de Sabadell (Barcelona) a las 10.30 horas, aunque los sindicatos han convocado a partir de las 9.00 horas una concentración frente a la sede judicial en apoyo a los miembros del comité de huelga y a la plantilla de la planta.

De hecho, Yela ha reivindicado la necesidad de continuar con la huelga hasta que la dirección acceda a negociar, ya que, dice, "quieren machacar" a la plantilla y se está vulnerando el derecho de huelga.

El conflicto de Panrico se enquistó desde que la planta catalana decidió comenzar una huelga indefinida, rechazando el preacuerdo al que llegó el sindicato UGT con la compañía hace varios meses y que CCOO no apoyó pero tampoco censuró. La de Santa Perpètua de Mogoda fue la única de las fábricas que se fue a la huelga, mientras que las demás han continuado con su actividad normal pero a los más de 700 despidos y rebajas salariales que Panrico prevé acometer.

Yela ha asegurado que desde que se inició la huelga indefinida el pasado 13 de octubre, las condiciones de la empresa han cambiado para la planta de Santa Perpètua, donde plantea el despido de 234 trabajadores de los 351 que trabajan allí y una reducción salarial de entre el 15% y el 40%.

"Panrico es un ejemplo de los efectos de la reforma laboral"

En este sentido, el delegado sindical de CCOO ha recordado que estos recortes son "injustos" porque se suman a los que ya asumieron los trabajadores en 2012 y que, además, esconden la intención de desmantelar la planta para trasladar la producción a otras zonas de España, a pesar de que la empresa tenía beneficios antes de la entrada de los grupos de inversores.

"Quieren castigar a los que ejercen la huelga", ha afirmado el responsable de acción sindical de CCOO en el Vallès Occidental, Joan Alcántara, quien ha asegurado que Panrico es un ejemplo de los efectos de la reforma laboral.

Sindicatos y dirección también tienen pendiente el próximo 20 de marzo el juicio en la Audiencia de Barcelona por la impugnación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Yela ha recordado que se trata de la huelga más larga vivida en democracia, durante la cual los trabajadores "no han descansado ni en Navidad" a pesar de que la situación económica aprieta a la plantilla y a sus familias.

De hecho, los trabajadores cuentan con una caja de resistencia con entre 12.000 y 14.000 euros de media.

Los trabajadores tienen una caja de resistencia con entre 12.000 y 14.000 euros  La protesta conlleva que la planta de Santa Perpètua esté prácticamente paralizada desde el pasado 13 de octubre, lo que, según Yela, obliga a la empresa a abastecer a Catalunya con la producción de otras fábricas de España e incluso desatender otros puntos.

A pesar de la larga duración de la huelga, Yela ha asegurado que los trabajadores están dispuestos a negociar siempre que la empresa acceda a ello, ya que "existen soluciones" para evitar los despidos y minimizar los recortes salariales.

Por el momento, se ha convocado una nueva concentración en Sabadell este viernes de apoyo a los trabajadores de Panrico en huelga, prevista a las 19.00 horas en la plaza de la Creu Alta.