Público
Público

El Papa alienta a Irán a trabajar por la paz y el bien común en la región

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El papa Benedicto XVI alentó hoy a Irán a continuar como "puente" entre Oriente Medio y Asía y seguir trabajando "por la paz y el bien común" en esa zona del mundo.

El Pontífice así lo manifestó en el discurso que dirigió a los cuatro obispos iraníes que se encuentra en el Vaticano para la tradicional visita "ad limina apostolorum", la que están obligados a efectuar todos los prelados del mundo cada cinco años al pontífice.

Benedicto XVI expresó al pueblo iraní su cercanía espiritual, resaltó la presencia del cristianismo en esa parte del mundo desde el siglo primero después de Cristo y dijo que "hoy como siempre, la Iglesia Católica no cesa de alentar a cuantos llevan en el corazón el bien común y la paz entre las naciones".

"También Irán, puente entre Oriente Medio y Asia subcontinental, proseguirá con esa vocación (en aras del bien común y la paz entre las naciones", auguró el Papa.

Los prelados iraníes acudieron al Vaticano encabezados por Ramzi Garmou, arzobispo de Teherán de los caldeos (católicos de rito oriental) y presidente de la Conferencia Episcopal Iraní.

El Obispo de Roma resaltó la labor de la Iglesia Católica en Irán, donde es una minoría, y de las instituciones relacionadas con la misma, como Caritas, en zonas necesitadas, como la región de Ban, destruida hace varios años por un terremoto que se cobró miles de muertos.

El Papa pidió a los católicos de Irán colaborar con las autoridades y a este respecto señaló que está en estudio la creación de una comisión bilateral con las autoridades de Teherán para desarrollar las relaciones y haya un mejor y mutuo conocimiento entre la República islámica de Irán y la Iglesia Católica.

Asimismo, alentó a los católicos a permanecer en Irán y pidió a los obispos que les ayuden para que no emigren, como han hecho miles de ellos en los últimos años, y ayuden a la comunidad que aún vive allí.

Irán tiene 70 millones de habitantes y los cristianos, reconocidos legalmente, son una exigua minoría que apenas llega a los cien mil.

De esos 100.000, sólo 25.000 son católicos, mientras que el resto son ortodoxos.

Los católicos están divididos en tres ritos, latino, caldeo y armenio.