Publicado: 05.12.2013 16:03 |Actualizado: 05.12.2013 16:03

El papa crea una comisión para investigar y prevenir los casos de pederastia en la Iglesia

Revisará los antecedentes penales de los que trabajen con menores, estudiará a los futuros sacerdotes y colaborará con las autoridades civiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El papa Francisco parece estar dispuesto a que la Iglesia deje de hacer oídos sordos a los casos de pederastia y no seguir el ejemplo de sus predecesores. Por eso, y a propuesta de los cardenales encargados de estudiar la reforma de la Curia, ha instituido una comisión especifica para evitar que se den más casos de abusos a menores. 

La noticia ha sido confirmada por el cardenal de Boston, Sean Patrick O'Malley, miembro del denominado "G8 Vaticano". Este órgano comenzó su segunda ronda de reuniones el pasado 1 de diciembre y hoy, último día de consultas en las que ha participado el pontífice, al igual que ayer tarde, varios de sus miembros han comparecido en rueda de prensa en el Vaticano.

O'Malley, integrante de este "G8", explicó que esta comisión de lucha contra la pederastia en la Iglesia facilitará también ayuda psicológica a las víctimas e investigará los antecedentes penales de los religiosos y religiosas que trabajen con menores.

Asimismo informará a la Santa Sede del estado de las víctimas de abusos sexuales por parte de religiosos y junto con las Conferencias Episcopales de todo el mundo sugerirá un plan de medidas a adoptar cuando se den casos de pederastia en el seno de la Iglesia Católica. Además, deberá seleccionar personal adecuado para llevar a cabo esta lucha contra el abuso sexual de menores, para la protección y la seguridad de los niños y niñas, para gestionar las relaciones de la Iglesia con las víctimas y para asesorarlas legalmente.

Otros deberes de la comisión, según anunció O'Mallet, serán adoptar directrices y normas de prevención para la protección de los niños, además de crear una serie de programas de formación para el personal que trabaje con menores de edad. Esta comisión será además la encargada de estudiar a los futuros sacerdotes.

En este sentido propondrá protocolos que indiquen la idoneidad de los hombres para desarrollar un ministerio pastoral, códigos de conducta profesional, controles de sus certificados de antecedentes penales y un estudio psiquiátrico. La Iglesia Católica colaborará desde ahora con las autoridades civiles para señalar y denunciar los casos de abusos sexuales a menores, dijo el arzobispo de Boston. Un punto al que hasta ahora se oponía.

Así pues, según el cardenal O'Malley, la Santa Sede colaborará con expertos investigadores en métodos de prevención de este tipo de abusos, una colaboración, añadió, que estará guiada por superiores religiosos. Pese al anuncio de hoy del Vaticano, la composición y las competencias de esta nueva comisión serán comunicadas por el propio papa Francisco mediante la emisión de un documento específico.