Público
Público

El Papa defiende su solidaridad con los judíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Benedicto XVI reafirmó el miércoles su "total e incuestionable solidaridad con los judíos", en un intento por rebajar la tensión después de que un obispo católico provocara la indignación de los judíos al negar el alcance del Holocausto.

En unas declaraciones realizadas en su audiencia del miércoles, el Papa, de origen alemán, dijo que el intento de exterminar a los judíos en el Holocausto debería seguir siendo una advertencia para todo el mundo.

Recordando su visita en 2006 al campo de exterminio de Auschwitz, Benedicto XVI condenó "el despiadado asesinato de millones de judíos, víctimas inocentes de un odio ciego racial y religioso".

El británico Richard Williamson, uno de los cuatro obispos tradicionalistas cuyas excomuniones fueron levantadas la semana pasada, niega el alcance total del Holocausto de judíos europeos tal y como lo acepta la mayoría de los historiadores, y ha declarado que no cree que hubiera cámaras de gas.

Williamson dijo a la televisión sueca, en una entrevista emitida la semana pasada, que no más de 300.000 judíos murieron en los campos de concentración nazis, y no seis millones.

La entrevista, grabada en noviembre, provocó la indignación entre los líderes judíos y los católicos progresistas, muchos de los cuales afirman que el caso ha arrojado una sombra sobre 50 años de diálogo entre ambas confesiones.

"EL ASPECTO MÁS VULGAR" DEL ANTISEMITISMO

Por su parte, el Papa declaró: "Al tiempo que renuevo con afecto la expresión de mi total e incuestionable solidaridad con nuestros hermanos (judíos), espero que el recuerdo de la Shoah induzca a la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del odio cuando conquista el corazón de un hombre".

Shoah es la palabra hebrea para el Holocausto.

El Papa, que no mencionó el nombre de Williamson, dijo que el Holocausto debería permanecer para todos como "una advertencia contra la negación y el reduccionismo".

Sin embargo, el escritor Elie Wiesel, superviviente de un campo de exterminio y ganador de un premio Nobel de la Paz, señaló que el pontífice había dado crédito "al aspecto más vulgar del antisemitismo" al rehabilitar a un obispo que negaba el Holocausto.

En una entrevista exclusiva con Reuters, Wiesel también dijo que era imposible que el Vaticano no conociera el pasado del obispo.

"¡Oh, no! La Iglesia sabe lo que hace, especialmente a ese nivel", afirmó.

"Saben lo que están haciendo y lo hicieron de forma intencionada. Cuál era la intención, no lo sé".

El rabinato de Israel ha enviado una carta al Vaticano señalando que el diálogo con los católicos no puede continuar como antes "sin una disculpa pública del obispo Williamson y que se retracte de sus deplorables afirmaciones".

La misiva añadió que el rabinato no asistirá a la reunión que había prevista para marzo "hasta que este asunto se aclare".

El portavoz jefe del Vaticano, el padre Federico Lombardi, indicó que esperaba que las palabras del Papa durante su audiencia fueran "suficientes para responder a las dudas expresadas sobre la posición del Papa y la Iglesia Católica" sobre el Holocausto.

Lombardi añadió que esperaba que el rabinato israelí reconsiderase su postura, y continuará con un "diálogo sereno y fructífero".