Público
Público

El Papa encontraría un aliado inesperado en Sarkozy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Papa Benedicto XVI y el presidente francés Nicolas Sarkozy parecenaliados improbables en la lucha para infundir más valores cristianos en Europa.

Sin embargo, cuando el gobernante le dé la bienvenida en París para una visita de cuatro días a la capital y alsantuario de Lourdes, a partir del viernes, Sarkozy, divorciado en dos oportunidades, y ahora casado con la exsupermodelo Carla Bruni, obtendría más de un gesto de aprobación del Papa alemán.

Sarkozy, que se define como un "católico cultural" y asiste a misa sólo ocasionalmente, está pidiendo un rol másactivo de la religión en la vida pública y un mayor reconocimiento de las raíces cristianas de Europa.

El domingo pasado en Cerdeña, el Papa dijo que Italia necesitaba una nueva generación de políticos católicoscomprometidos con sus creencias religiosas para guiar el futuro del país.

Aunque nadie prevé que el Pontífice vaya tan lejos en Francia, donde la división entre la Iglesia y el Estado estáconsagrada en la identidad nacional, algunos creen que Benedicto XVI presionará por lo que ha llamado "un laicismosaludable".

"Sé que la gente me acusa de estar demasiado interesado en la religión (...) No estoy cuestionando el sistemasecular", dijo Sarkozy en enero pasado tras una serie de comentarios positivos sobre la fe y repetidas citas sobre Diosen sus discursos en el exterior.

Desde la introducción en 1905 de una ley que consagra la separación de la Iglesia y el Estado, mezclar la religióncon los asuntos públicos se ha convertido en un tabú.

Pero Sarkozy considera que esto es un "laicismo negativo" y en cambio quiere un "laicismo positivo", que valore laesperanza que produce la fe y autorice subsidios estatales para grupos religiosos, cristianos o no cristianos.

Benedicto XVI y Sarkozy podrían mencionar esto en breves discursos tras su reunión en el Palacio del Elíseoprevista para el viernes. "Todos están esperando a ver qué dicen", dijo Frederic Lenoir, editor de la revista bimensualfrancesa Le Monde des Religions.

/Por Philip Pullella/.*.