Público
Público

El papa expresa su tristeza por los atentados contra cristianos en Filipinas y Nigeria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Benedicto XVI expresó hoy una "gran tristeza" por los atentados ocurridos esta Navidad contra cristianos en Filipinas y Nigeria, que se han cobrado numerosas víctimas, y tras denunciar que no se detiene la violencia contra los seguidores de Cristo, hizo un llamamiento a la paz y contra el odio.

Ante varios miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro para el rezo del ángelus, el Papa denunció que en este tiempo de Navidad el mundo sigue marcado por la violencia.

"En este tiempo de Navidad, el deseo y la invocación del don de la paz se hacen más intensos. Pero nuestro mundo continúa marcado por la violencia, especialmente contra los discípulos de Cristo", afirmó el Obispo de Roma.

El Pontífice añadió que conoció "con gran tristeza" el atentado contra una iglesia católica en Filipinas mientras se celebra el rito de la Navidad, así como el ataque contra iglesias cristianas en Nigeria.

El Papa agregó que la tierra "se ha manchado también de sangre" en otras partes del mundo, como Pakistán.

"Deseo expresar mi más sentido pésame a las víctimas de estas absurdas violencias y repito una vez más el llamamiento a abandonar el camino del odio y encontrar soluciones pacíficas de los conflictos y dar a las poblaciones seguridad y serenidad", afirmó.

Benedicto XVI expresó asimismo su solidaridad con las familias que se ven obligadas a abandonar sus casas debido a las guerras, la violencia y la intolerancia.

El Papa pidió a los fieles unirse a él en las plegarias para pedir "con fuerza" a Dios "que toque los corazones de los hombres y lleve esperanza, reconciliación y paz".

Al menos once personas resultaron heridas ayer al estallar un artefacto explosivo en una iglesia en la isla filipina de Joló durante una misa con ocasión de la Navidad.

En la ciudad de Jos, capital del estado central nigeriano de Plateau, al menos 32 personas murieron y 74 resultaron heridas de gravedad al explotar durante la Nochebuena siete artefactos de fabricación casera en iglesias y barrios frecuentados por cristianos, tras los que podrían estar grupos islámicos.

En Pakistán, al menos 43 personas murieron ayer y 64 resultaron heridas en un atentado suicida contra un puesto de las fuerzas de seguridad en el cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán.