Público
Público

El Papa implora la unidad de los cristianos para que el mundo crea en Cristo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El papa Benedicto XVI imploró hoy de nuevo en el Vaticano la unidad de los cristianos, que dijo es "necesaria" para que el mundo crea en Cristo.

Ante varios miles de personas que asistieron en el Aula Pablo VI a la audiencia pública de los miércoles y en la jornada de clausura de la Semana de Plegarias por la Unidad de los Cristianos, el Obispo de Roma manifestó que la unidad debe aparecer con toda claridad ante el mundo para que los hombres crean.

El Pontífice dedicó la catequesis a la oración que Jesús pronunció antes de su Pasión y señaló, echando mano del evangelio de Juan, que en la misma Cristo suplicó la unidad, "para que todos sean una sola cosa, para que el mundo crea que Tú me has enviado".

Benedicto XVI agregó que la Iglesia es la comunidad de los discípulos que está comprometida en la misión de Jesús de salvar al mundo.

El papa se trasladará hoy a la basílica de San Pablo Extramuros de Roma para clausurar la Semana de Plegarias por la Unidad de los cristianos, que comenzó el pasado día 18.

Ya ese día, Benedicto XVI afirmó que la separación de los cristianos impide un anuncio más eficaz del Evangelio, "porque destruye o pone en peligro nuestra credibilidad".

"¿Como podemos dar los cristianos un testimonio convincente si estamos separados?, se preguntó ese día el papa ante unas nueve mil personas que asistieron en el Aula Pablo VI del Vaticano a la audiencia pública.

"Desde que nació el movimiento ecuménico moderno, hace un siglo, siempre hemos sido conscientes de que la falta de unidad entre los cristianos impide un anuncio más eficaz del Evangelio, porque destruye o pone en peligro nuestra credibilidad. ¿Como podemos ser creíbles si estamos divididos?", afirmó el Pontífice.

La unidad de los cristianos se rompió por vez primera tras el concilio de Efeso, en el año 431, cuando se separó la Iglesia asiria, o persia.

Tras el concilio de Calcedonia, en el año 451, se separaron las iglesias coptas, siria, etíope y armenia.

En el siglo XI (1054) se separó el Oriente cristiano y en el siglo XVI (1517) se produjo la reforma protestante.