Público
Público

El Papa insta a los checos a encontrar sus raíces cristianas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Benedicto XVI pidió el sábado a los checos redescubrir sus raíces cristianas, maltratadas por el gobierno totalitario hasta que la caída del comunismo, hace 20 años, restaurara la libertad religiosa.

El Papa llegó a Praga el sábado para una visita de tres días para apoyar a la comunidad católica checa, la mayor Iglesia en un país que tiene la menor proporción de creyentes del mundo.

Hablando a su llegada al aeropuerto de Praga, Benedicto XVI recordó el próximo aniversario de la Revolución de Terciopelo, que discurrió sin derramamiento de sangre, y derrocó a los gobernantes comunistas en noviembre de 1989.

"El cruel intento por parte del Gobierno de esa época de silenciar la voz de la Iglesia fue una tragedia particular para esta tierra", declaró.

"Ahora que se ha restaurado la libertad religiosa, insto a los ciudadanos de esta república a redescubrir las tradiciones cristianas que han moldeado su cultura, invito a la comunidad cristiana a continuar haciendo escuchar su voz conforme la nación aborda los retos del nuevo milenio".

Al contrario que la vecina Polonia, los líderes del estado checoslovaco que emergió del colapso del imperio Austro-Húngaro en 1918 eran particularmente laicos y mucho más próximos a los movimientos reformistas medievales que al catolicismo.

Las cuatro décadas de comunismo a partir de 1948 suprimieron cualquier pensamiento religioso y el Gobierno cerró monasterios y encarceló a muchos sacerdotes y creyentes.

Menos de tres millones de personas en un país con 10,5 millones de habitantes aseguran ser católicos y solo unos pocos acuden a misa con regularidad.

El Papa celebrará dos misas durante la visita, en la segunda mayor ciudad del país, Brno, donde se prevé que acudan muchos polacos y eslovacos y en Stara Boleslav, al norte de Praga, lugar donde fue asesinado el patrón checo, san Wenceslao en 929 ó 935.

En Praga, Benedicto XVI tiene previsto visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, el destino de muchos peregrinos que rezan junto a la estatua del niño Jesús de Praga.

Benedicto XVI visitó la República Checa en una ocasión anterior, en 1992, cuando era el cardenal Joseph Ratzinger.

Su predecesor, Juan Pablo II, realizó tres visitas a Checoslovaquia, convertido posteriormente en la República Checa, después de que el país se dividiera en 1993.

El Papa se reunirá con el presidente checo, Vaclav Klaus, y el primer ministro, Jan Fischer.

El Gobierno ha rechazado la propuesta de llegar a un acuerdo sobre las peticiones de la Iglesia de restitución de la propiedad confiscada por los comunistas.

Los intentos por lograr un compromiso han fracasado por la oposición de los partidos de izquierdas, entre ellos los comunistas, que aún son el tercer mayor partido del Parlamento.