Público
Público

El papa llega entre vítores a la plaza de la Catedral de Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Papa ha llegado entre vítores a la plaza de la Catedral de Barcelona, donde le esperaba una multitud de fieles que exhibían numerosas banderas españolas y vaticanas.

Entre los centenares de personas que había tras el cordón de seguridad, abundaban los jóvenes, que desde las cinco de la tarde no han parado de cantar y corear consignas en favor del pontífice.

"Yo soy adicto, al Papa Benedicto", "Esta es la juventud del papa" y "Un bote, dos botes, ateo el que no bote" han sido algunos de los lemas más coreados.

Eran muchos los que, cual seguidores de un equipo de fútbol o de una estrella del rock, exhibían los colores vaticanos en la cara y el número 'XVI' pintado en la frente.

Cuando la pantalla gigante que hay junto a la Catedral mostraba las imágenes de la llegada al aeropuerto de El Prat del avión en el que viajaba el Papa, se ha producido una cerrada ovación al son de "Sí, sí, sí, el Papa ya está aquí".

El único incidente se ha producido cuando poco antes de la llegada del pontífice, en un balcón frente a la catedral, con la bandera gay, sus ocupantes han colgado una pancarta con el lema "yo no te espero" y posteriormente han exhibido una lámpara con un preservativo hinchado, lo que ha provocado el abucheo de la multitud.

Entre la muchedumbre, que llevaba más de cuatro horas concentrada ante la catedral con la esperanza de poder ver al Papa antes de entrar en el Arzobispado, donde pasará la noche, también había sacerdotes y monjas de diversas congregaciones y una mayoría de personas procedentes de fuera de Cataluña.