Público
Público

El Papa visita Sulmona para conmemorar el octavo centenario de Celestino V

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El papa Benedicto XVI visitó hoy la localidad de Sulmona, en la región de Los Abruzos (centro de Italia), para conmemorar el octavo centenario del nacimiento de san Celestino V, quien fue Pontífice en 1294 durante unos meses hasta su renuncia al papado.

El Papa se trasladó en helicóptero desde Roma hasta la localidad italiana, en la que supone su tercera visita a esa región, después de la que hizo el año pasado tras el terremoto que la azotó el 6 de abril de 2009 y que dejó más de 300 muertos.

Benedicto XVI pudo sobrevolar la abadía del Santo Espíritu y la ermita de San Onofre de Morrone, donde Celestino pasó parte de su vida.

Ya en la Plaza Garibaldi de la localidad, el Papa presidió una misa seguida por gran número de fieles, en la que expresó su "cercanía" a todos los que atraviesan dificultades y preocupaciones.

El Papa dijo saber "que en Sulmona no faltan dificultades, problemas y preocupaciones" y que pensaba, en particular, en los que viven su existencia en precario, sin trabajo y con la incertidumbre por el futuro y el sufrimiento físico y moral y con el sentimiento de pérdida debido al terremoto del 6 de abril de 2009.

En su homilía, retransmitida en directo por televisión, el Papa apostó por perder el miedo al silencio para "no sólo percibir la voz de Dios, sino también la de quien está a nuestro lado, la de los demás".

"Vivimos en una sociedad en la que cada espacio, cada momento, parece que tenga que ser 'llenado' por iniciativas, por actividades, por sonidos; a menudo no hay tiempo ni siquiera para escuchar o para dialogar", comentó el Obispo de Roma.

Benedicto XVI afirmó además que el hecho de descubrir a Dios no no es sólo el resultado del esfuerzo de uno mismo, sino también de la "gracia misma" que el Señor nos ha dado.

"Todo lo esencial de nuestra vida se nos ha dado sin nuestra aportación. El hecho de que yo viva no depende de mí; el hecho de que haya habido personas que me hayan introducido en la vida, que me hayan enseñado qué es amar y ser amado, que me hayan transmitido la fe y me hayan abierto la mirada de Dios: todo eso es gracia", dijo.

El Papa dijo que el breve pontificado de Celestino V, que accedió al papado tras un vacío en la jerarquía eclesiástica de dos años debido a la división del colegio cardenalicio y que renunció por su desacuerdo con algunas intrigas de poder, se caracterizó por la atención a los enfermos y por su distanciamiento de las modas, las imposiciones y la violencia.

En la visita de Benedicto XVI a Sulmona está previsto además la inauguración de una casa de acogida para sacerdotes enfermos y ancianos, una comida con los obispos de Los Abruzos y de la vecina región de Molise, así como un encuentro con policías y detenidos en el centro penitenciario de Sulmona y con jóvenes en la catedral.