Público
Público

Papandréu considera un referendo sobre las reformas estructurales en Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandréu, ratificó hoy su compromiso para mantener a Grecia dentro de la Eurozona y evitar la quiebra del país, pero por primera vez consideró abiertamente la idea de un referendo sobre las impopulares reformas estructurales.

"Debido a los grandes cambios que estamos proponiendo, estoy dispuesto a usar, incluso, un referéndum para alcanzar el consenso de opinión más amplia posible", afirmó Papandréu en un comunicado tras una reunión con su gabinete de ministros de ocho horas de duración.

El primer ministro no especificó qué materias se someterían a una posible consulta popular, aunque el análisis de los medios griegos apunta a las reformas estructurales para mejorar la eficacia del Estado, no a los planes de austeridad para sanear la economía.

Papandreu trata de vencer las resistencias crecientes de miembros de su propio partido a las drásticas políticas de austeridad contra las que se manifiestan a diario decenas de miles de ciudadanos.

Asimismo, el jefe del Gobierno reafirmó que "nos mantendremos en el euro, incluso por razones de seguridad nacional".

Papandréu arremetió contra los especuladores ya que, según declaró, "la reacción de los mercados financieros no tiene ninguna relación con los objetivos que hemos alcanzado", en alusión a que Grecia consiguió reducir su déficit en 5,5 puntos porcentuales en un año.

Resaltó que su objetivo no es sólo que se ratifique el nuevo programa de austeridad y privatizaciones por 78.000 millones de euros, sino que van más allá, ya que "las decisiones son de tal importancia (...) que de ellas dependerá incluso la existencia de la nación".

Reiteró que no tiene intención de celebrar elecciones legislativas adelantadas, previstas para octubre de 2013, y que hasta entonces intentará "poner las bases de una cultura futura".

Por último, hizo un llamamiento a todos los partidos parlamentarios a "llegar al máximo consenso para cerrar juntos las negociaciones con los europeos".

Papandréu mantendrá mañana martes dos reuniones importantes con su grupo parlamentario para obtener los votos necesarios para que se apruebe el nuevo programa de austeridad en el Parlamento, pese a las objeciones de algunos diputados de su formación.

Un grupo de 16 parlamentarios del gobernante PASOK, de los 156 que aseguran su mayoría absoluta, ha exigido a Papandréu explicaciones antes de votar por el nuevo paquete de ahorro, para cuya aprobación se requieren 151 apoyos.

Se espera que el miércoles se vuelva a reunir el Consejo Ministerial para aprobar el acuerdo alcanzado con la UE y el FMI para las nuevas medidas de austeridad, con la contrapartida de seguir recibiendo ayuda procedente del extranjero.