Público
Público

Papandreu pide al Parlamento su confianza para aplicar más ajustes

El primer ministro griego se somete a un voto de confianza como primer paso para acceder al rescate de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, afronta este martes una moción de confianza en el Parlamento que decidirá no sólo su futuro, sino el del nuevo plan de ajustes elaborado por su Gobierno para tratar de cumplir con las exigencias de austeridad impuestas por Bruselas antes de recibir el segundo paquete de rescate económico.

Papandreu, que se vio obligado a remodelar su Gabinete la semana pasada después de la dimisión de tres de sus ministros, se mostró ayer confiado en que la Cámara le dará su apoyo tras reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. No obstante, su Ejecutivo sólo cuenta con cinco escaños más que la oposición, por lo que se prevé que la votación final sea muy ajustada.

En el caso de superar este escollo, el Gobierno tiene previsto someter a votación la próxima semana el nuevo plan de ajustes exigido por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para concederle los 120.000 millones prometidos como parte de un segundo rescate económico.

Esas medidas pasan por llevar a cabo nuevos recortes y privatizaciones, algo que ni la sociedad griega ni la oposición parece dispuesta a aceptar. Pero es la condición inicial impuesta por el Eurogrupo para hacer efectivos los 12.000 millones que necesita el país para no suspender pagos y que corresponden al primer contingente de rescate.

Sin embargo, el escepticismo sobre la capacidad del Ejecutivo heleno para sacar adelante su economía es notable y ayer los ministros de Finanzas de la eurozona, volvieron a aplazar una vez más la concesión de esta ayuda inicial.

Van Rompuy expresó ayer su confianza en que el mandatario griego consiga los apoyos suficientes para 'reformar la economía' de su país y 'facilite el camino para el siguiente desembolso a mediados de julio [...] Dada la duración, magnitud y naturaleza de las reformas requeridas en Grecia, el consenso nacional es un requisito para el éxito', dijo.

Pero también recordó que es necesario 'que Grecia haga más esfuerzos de ajuste para hacer frente a los actuales desafíos. En la misma línea se expresó también ayer el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que tras verse las caras con Papandreu pidió a las fuerzas políticas griegas unión para sacar adelante la economía.

La principal preocupación para los países de la zona euro es que si Grecia no consigue sacar adelante esas reformas, otros socios comunitarios como Bélgica, España e Italia corren el riesgo de hundirse con los helenos. Así lo expresó ayer el FMI durante la presentación del informe anual sobre el estado económico de la eurozona.

El FMI advirtió ayer a los 27 de que las medidas a favor de Grecia no son suficientes para salvar la economía de la UE Según ese documento, 'la política nacional es un pre requisito para salir de la crisis, pero debe estar respaldada por un enfoque coherente de todos los interesados en el euro [...] El fracaso en tomar una acción decidida podría extender las tensiones al corazón de la zona del euro con efectos indeseados a nivel global'.

El FMI se mostró muy crítico con los gobiernos que han estado más pendientes de sus problemas nacionales que de ver la situación como un todo y por eso advirtió de que aunque se contuviera la crisis de los países periféricos, aún serían necesarias más medidas para relanzar el crecimiento en la zona del euro, como la reforma del sistema financiero o la liberalización económica. 

Entre esos gobiernos se podría incluir a Reino Unido, que ayer advirtió de que no piensa formar parte de las nuevas ayudas a Grecia.

'No hay razón para que Gran Bretaña se vea arrastrada por los mecanismos financieros europeos' El primer ministro, David Cameron dijo que 'el primer rescate de Grecia lo llevaron a cabo los miembros de la zona del euro y no veo absolutamente razón alguna para que Gran Bretaña se viese arrastrada por los mecanismos financieros europeos a un nuevo rescate de Grecia'. 

Cameron explicó que dejará bien clara su negativa a contribuir al futuro rescate de Grecia en la próxima reunión de jefes de Gobierno de la Unión Europea. 'De ningún modo creo que deberíamos tener que contribuir a ese nuevo rescate, y lucharé con todas mis fuerzas para defender esa posición en el Consejo Europeo de esta semana', dijo el primer ministro.