Público
Público

Papandréu pierde la mayoría absoluta para la moción de confianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno del primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha perdido hoy la mayoría absoluta que tenía en el Parlamento para afrontar una moción de confianza que se votará mañana, después de que dos diputadas socialistas hayan anunciado que no apoyaran al Ejecutivo.

Con un mensaje en Twitter fechado hoy al presidente del Parlamento, Filipos Pechalnikos, la diputada Eva Kaili expresó su rechazo al referéndum sobre el plan de rescate propuesto por Papandréu y anunció que no apoyará al Gobierno en la moción.

Otra parlamentaria, Elena Panarito, anunció que aunque no se retira del grupo, no apoyará tampoco al Gobierno, lo que supone que Papandréu no tiene el apoyo de la minoría de la Cámara y no superaría la moción.

Esas nuevas deserciones en las filas socialistas deja al grupo del gubernamental Pasok con 150 de los 300 escaños en el Parlamento de Atenas.

En medio de esta situación, el primer ministro ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para las 10.30 GMT, según informó la oficina del jefe del Gobierno

También está previsto a lo largo del día un encuentro del grupo parlamentario del gubernamental Pasok.

Papandréu tenía previsto dirigirse hoy al Parlamento para pedir su apoyo, en la segunda jornada del debate sobre la moción de confianza.

El aumento de la oposición interna ha tenido como detonante la propuesta de Papandréu de una consulta popular sobre la aplicación o no del plan de rescate de la zona del euro, que perdona a Grecia la mitad de su deuda pero impone duras políticas de austeridad.

La oposición más llamativa a la consulta llegó del propio ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, que rechazó la idea de una consulta que pueda poner en cuestión la permanencia de Grecia en la zona del euro.

"El lugar de Grecia dentro del euro es un logro histórico que no puede depender de un referéndum", dijo Venizelos, según informa hoy el periódico "Ta Nea".

Recién llegado de Cannes, donde se reunió con los líderes europeos del G20 y con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Venizelos apostó por activar cuanto antes el programa de rescate a Grecia aprobado por la zona del euro y sobre el que Papandréu ha propuesto consultar al pueblo.

"El próximo paso es activar antes del fin del año un programa de apoyo que dará a Grecia los 130.000 millones de euros, que lleva a reducir la deuda pública en 100.000 millones de euros. Completar ese proceso es un programa nacional", dijo el ministro.

Otros miembros del Gobierno, como el ministro de Desarrollo, Mijalis Jrisojoídis, y la viceministra de Enseñanza, Fofi Yenimata, así como varios diputados del gubernamental Pasok se han mostrado también contrarios a la consulta.

En declaraciones a la televisión pública NET, Jrisojoidis manifestó que "lo que es importante es que se ratifique en el Parlamento el acuerdo europeo que saca a Grecia del problema", en referencia al acuerdo de la zona del euro que perdona a Grecia la mitad de su deuda y que impone al país duras políticas de ahorro.

Por su parte, Yenimata declaró al canal MEGA que hará "todo lo posible para que no se celebre el referendo" y pidió unidad para garantizar que Grecia reciba un segundo rescate financiero y que luego se celebren elecciones anticipadas.

También en el grupo parlamentario socialista han saltado nuevas voces contra la propuesta del primer ministro, que en declaraciones anoche desde Cannes llegó a proponer la fecha del 4 de diciembre para celebrar la consulta popular.

Según el canal Skai, un grupo de diputados socialistas está reuniendo firmar en el grupo para pedirle a Papandréu que se olvide del referéndum y que se forme un Gobierno de unidad nacional.

Sin embargo, el primer viceministro de Finanzas, Pandelis Ikonomu, que considera que el referéndum permitirá a los griegos decir "si desean permanecer en el euro y será su decisión y no algo que imponen los lideres extranjeros".