Público
Público

El paquete de estímulo avanza en el Congreso de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jeremy Pelofsky y Donna Smith

Diversos comités de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaron una serie de recortes impositivos y programas de gasto como parte del paquete de 825.000 millones de dólares para impulsar la economía, en medio de las quejas de algunos republicanos.

La Casa Blanca presionó al Congreso para que aprobara rápidamente un paquete demócrata "para dar al pueblo de Estados Unidos alguna confianza", y recibió con agrado el respaldo del comité de Finanzas del Senado para el candidato del presidente Barack Obama para la Secretaría de Tesoro, Timothy Geithner.

Pero algunos republicanos han criticado el paquete, diciendo que los 550.000 millones de dólares en gasto del gobierno agregaría demasiado al déficit y que el mayor énfasis debería estar puesto en un recorte impositivo superior al planeado, de 275.000 millones de dólares.

Los recortes impositivos, sostienen legisladores republicanos, sacarán más rápido a la economía de una recesión que ya lleva un año.

"El presidente pidió acción, rápida y vigorosa. Eso es lo que estamos haciendo", dijo a periodistas la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y agregó que la ley sería considerada en el recinto la próxima semana. "El pueblo estadounidense está en una situación desesperada", señaló Pelosi.

Obama y los demócratas, que controlan tanto la Cámara como el Senado, quieren que el paquete de estímulo esté promulgado para mediados de febrero, pero antes deberán superar las críticas de los republicanos que consideran que otorga fondos para proyectos que consideran inapropiados.

Los republicanos dejaron en claro que estaban descontentos porque sus ideas no estaban siendo consideradas en los varios comités donde se trató el paquete, y planean plantearlas directamente a Obama la semana próxima cuando algunos congresistas se reúnan con el presidente.

Obama también se reunirá el viernes en la Casa Blanca con los líderes de ambos partidos en la Cámara y el Senado para discutir el proyecto y otros asuntos, informó Pelosi.