Público
Público

"Paquillo" defiende su inocencia y la RFEA pide prudencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Real Federación Española de Atletismo pidió el miércoles que se respetara la presunción de inocencia del marchador "Paquillo" Fernández, un día después de que su nombre apareciera vinculado a una red de dopaje desarticulada en Valencia, Murcia y Barcelona.

La Federación recordó que eran los primeros interesados en la lucha contra la dopaje y que siempre han colaborado con las autoridades en defensa de un deporte limpio, pero pidió cautela hasta que haya pruebas concluyentes.

"Siempre hay que respetar la presunción de inocencia de las personas, hasta que se demuestre fehacientemente su culpabilidad. Si esto ocurriera, la RFEA castigará sin dudarlo con arreglo a las leyes existentes, a los que hubieran hecho trampas en su preparación o participación en competiciones", dijo la Federación en un comunicado.

En la operación, iniciada el martes y aún abierta, la Guardia Civil ha detenido a 11 personas, entre ellos un médico, su mujer y dos de sus hijos, uno de ellos farmacéutico, según un comunicado de la Benemérita distribuido el miércoles.

Una fuente de la investigación confirmó a Reuters que en casa de "Paquillo" en Guadix, Granada, se había hallado un material que tiene que ser analizado, pero añadió que no está imputado en la operación, porque lo que se persigue es la red de dopaje.

"Se encontró material que hay que analizar en la Agencia Española del Medicamento. Unos frasquitos con un líquido blanco", indicó la fuente sobre Fernández, doble campeón de Europa de marcha y subcampeón en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

El atleta defendió su inocencia, negó cualquier vinculación con el dopaje y afirmó que nunca ha trabajado con el médico detenido, en un comunicado por su representante citado por diversos medios.

La investigación de la "operación Grial" arrancó en el mes de agosto, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un grupo suministraba productos dopantes a personas de diferentes disciplinas deportivas, según el comunicado.

La red elaboraba y distribuía sustancias prohibidas, EPO, hormonas del crecimiento, etc, así como otras sustancias enmascarantes que dificultaban la detección de las anteriores en Valencia, donde se detuvo a la mayoría de presuntos implicados.

La Guardia Civil practicó 15 registros, entre ellos una farmacia, un almacén farmacéutico y una consulta médico-deportiva.

El médico detenido, identificado por la Guardia Civil sólo por sus iniciales, es muy conocido en el mundillo del dopaje, afirmó la fuente.

"Es un histórico del dopaje en el deporte. Cuando surgió la 'operación Puerto' su nombre apareció indirectamente en papeles intervenidos, pero no fue detenido", manifestó.