Público
Público

Paquillo se presenta en los 50 kilómetros con una exhibición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Paquillo' Fernández protagonizó una auténtica exhibición en su debut en los 50 kilómetros marcha y se proclamó nuevo campeón de España en esta distancia en San Pedro del Pinatar (Murcia).

Fernández tuvo una actuación tan extraordinaria como inesperada, habida cuenta la nula experiencia del accitano en la categoría reina de la marcha.

Su magnífica marca (3 horas, 41 minutos y 2 segundos) cobra si cabe más relevancia al comprobar que los dos favoritos a priori, Santi Pérez y el cinco veces campeón español Mikel Odriozola entraron con diez (3h51:38) y doce minutos (3h53:59), respectivamente, de retraso con respecto al astigitano.

Paquillo había anunciado días antes de la carrera que su debut en esta modalidad lo usaría para "probarse", y para él sería un buen resultado obtener la marca mínima necesaria para asegurar su presencia en los Mundiales de Berlín (3h50:00).

Sin embargo, lo sucedido en el circuito de 2.000 metros de longitud en San Pedro resultó ser bien diferente.

Desde el pistoletazo de salida y hasta cruzar la línea de meta Paquillo impuso su ritmo. A los pocos metros del inicio se escapó junto con el irlandés Robert Heffernan y comenzó a meter distancia a sus perseguidores.

El británico, amigo y compañero de entrenamientos del granadino, fue su liebre durante los primeros 30 kilómetros.

Heffernan, experimentado corredor de 50 (quedó octavo en Pekín), impuso un ritmo altísimo al que Paquillo se adaptó con comodidad, y juntos fueron abriendo brecha.

A falta de diez giros para el final, la "liebre" se retiró de la carrera dejando a Paquillo con clara ventaja. El andaluz, lejos de bajar el ritmo, fue una bala, y siguió abriendo distancia hasta cruzar la meta rebajando en casi diez minutos los 3h50 que se había marcado como objetivo.

Por detrás, Mikel Odriozola veía muy de lejos las evoluciones del que se presume que a partir de ahora será su nueva pesadilla. El donostiarra, dominador de la modalidad en el último lustro, nunca se encontró cómodo en carrera y no sólo no consiguió la mínima para Berlín, sino que incluso se vio obligado a ceder la plata en las últimas vueltas ante un Santi Pérez que también se queda fuera, por el momento, del corte de los Mundiales.

La espléndida actuación de Paquillo dejó boquiabiertos a todos sus rivales. El atleta de Guadix impresionó tanto en su toma de contacto con la longitud, que David Sánchez Ferrer, cuarto clasificado, no dudó en anunciar tras cruzar la meta que "si esto es lo que hace en su primera carrera, le veremos batiendo el récord del mundo en cuatro días".

Paquillo Fernández, bicampeón europeo de 20 kilómetros y subcampeón mundial de dicha distancia, no ha tardado por tanto en anunciar un futuro brillante en los 50. De hecho, a la primera ha logrado una marca tan solo superada a lo largo de la historia por Valentín Massana (3h38:43), Jesús Angel García Bragado (3h39:54) y José Marín (3h40:46).

Por su parte, el ciezano Juan Manuel Molina revalidó el título de campeón nacional de 20 kilómetros marcha al cumplir con su condición de gran favorito.

La prueba se convirtió en un festival de los corredores de la tierra, ya que a Molina (1h21:26) le siguió en la meta su paisano y compañero de equipo en el UCAM Athleo, el joven Benjamín Sánchez (1h25:55).

Tercero en la línea de meta fue el también murciano y compañero de Molina y Sánchez Miguel Ángel López (1h26:34), aunque éste estaba inscrito en la prueba de promesas y no en la absoluta, por lo que a los ciezanos les acompañó en el podio Fran Arcilla (1.28.50), quien cruzó la meta en cuarto lugar.

Con la motivación extra de correr ante su público, el dúo local saltó del pelotón al poco de iniciarse la carrera, demostrando muy pronto estar por encima del resto de competidores y abriendo una brecha que pronto les permitió dejar de preocuparse por los que venían detrás.

A mucha distancia pronto se formó un pelotón de perseguidores, en el que, además de Miguel Ángel López y Fran Arcilla, aparecieron los gemelos Lluis y Manel Torna, aunque ambos, como López, competían por el nacional de promesas.

Con el transcurrir de los kilómetros, Manel Torla tuvo que retirarse, mientras que su hermano Lluis no pudo seguir el ritmo que marcaban López y Arcilla. Poco después el joven murciano consiguió zafarse del castellano-leonés y cruzar la meta tercero, aunque el bronce quedó para Arcilla.

Por delante, la pugna entre Molina y Sánchez duró hasta la vuelta seis, cuando, con cuatro por delante, Benjamín no pudo seguir el ritmo de su compañero.

Entonces Juanma Molina apretó el ritmo y sentenció la prueba para entrar en la meta con dos minutos y medio de ventaja sobre su compañero, al que esperó en la línea de meta para fundirse en un abrazo.

La fiesta se completó cuando Miguel Ángel López cruzó llegó en tercer lugar. El prometedor murciano, quien ha sido campeón de España y de Europa en todas las categorías inferiores, revalidaba así su título de campeón de España en categoría promesas, acompañado en el podio por Lluis Torla (quien, con 1.32.10, fue quinto en categoría absoluta) y por David Cejudo (1.37.29, séptimo en la absoluta).