Público
Público

Un par de anteojos para la calle reduciría riesgo de caídas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Megan Brooks

Científicos en Australiaaseguraron haber hallado una forma efectiva y sencilla deprevenir caídas en los adultos mayores que usan anteojosbifocales u otro tipo de "multifocales": hacer que usenanteojos de distancia simple cuando salen a la calle.

Los anteojos multifocales corrigen la visión de cerca y delejos. Si bien son muy útiles, estudios habían demostrado quelos usuarios tienen alto riesgo de sufrir caídas fuera delhogar y en las escaleras, debido a que alteran la percepción dela distancia, lo que reduce el equilibrio.

El equipo australiano evaluó si el uso de un par adicionalde anteojos para ver de lejos en la calle o en entornosdesconocidos reduciría las caídas. Y así fue, pero sólo enciertos adultos mayores.

"La intervención funciona mejor en los mayores de 70 añosque salen de su hogar todas las semanas", dijo a Reuters Healthel profesor Stephen Lord, del Grupo Falls and Balance, delInstituto de Investigación Médica Prince of Wales, en Sidney.

"En ese grupo, las caídas disminuyeron un 40 por ciento enun año. Pero la intervención no dio tan buen resultado, y hastafavorecería las caídas en los adultos mayores frágiles quesalen a la calle ocasionalmente", agregó.

Lord admitió que "un segundo par de anteojos es costoso,pero los de un solo tipo de cristal son más económicos que losmultifocales". El estudio, publicado en British MedicalJournal, incluyó a 606 adultos de unos 80 años que usabananteojos multifocales y tenían alto riesgo de sufrir caídas.

A la mitad se le indicó un par de lentes simples y se lespidió que los usaran al salir a la calle o en sitiosdesconocidos; también se les explicó cómo reducir el riesgo desufrir caídas.

La otra mitad, el grupo de control, siguió usando loslentes multifocales y no recibió la información preventiva.

En 13 meses, casi 350 personas se cayeron unas 950 veces.El total de caídas en el grupo que había usado los anteojossimples se redujo un 8 por ciento más que en el grupo decontrol.

Entre aquellos que siempre salían a la calle, las caídastotales, en la calle y con lesiones bajaron un 40 por ciento.

Pero en los que pasaron más tiempo en el hogar, las caídasaumentaron significativamente. Eso, afirmaron los autores,indica que los mayores más "huraños" y quizás más frágiles sonmenos propensos a beneficiarse con una intervención preventivaorientada a las caídas fuera del hogar.

El equipo no indicó que las caídas hayan ocurrido almomento de cambiar los multifocales por los anteojos simples.

Pero sí hubo más lesiones menores, como laceraciones,quemaduras, lesiones oculares o choques contra objetos, en elgrupo tratado con los anteojos simples que en los usuarios delos multifocales (77 versus 51).

Este dato, que el equipo detallará en una próximapublicación, "destaca la posibilidad de que cualquiermodificación de los anteojos en los mayores tenga consecuenciasno intencionadas", concluyó.

FUENTE: British Medical Journal, 26 de mayo del 2010.