Publicado:  12.02.2011 00:30 | Actualizado:  12.02.2011 00:30

Los parados sin prestación podrán cobrar 400 euros

El plan tendrá una vigencia de seis meses y costará 400 millones

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sustituto de la ayuda de los 426 euros ya está perfilado. Todas las personas desempleadas que agoten sus prestaciones a partir del próximo 16 de febrero y cuyas rentas sean inferiores al 75% del SMI (fijado para 2011 en 641,40 euros al mes) podrán acceder a una ayuda económica de 400 euros mensuales. Las personas que se hayan beneficiado del llamado PRODI, los 426 euros, no podrán acceder a este nuevo subsidio.

La ayuda de 400 euros es parte, sin embargo, de un programa más amplio de recualificación profesional para todas aquellas personas que agoten sus prestaciones. El apoyo económico estará, pues, estrechamente ligado a la elaboración de un itinerario personalizado de inserción laboral y de acciones de formación.

Este programa tendrá una duración de seis meses y costará 400 millones de euros: 200 millones proceden de la reordenación de partidas de gasto que ha hecho el Ministerio de Trabajo y los otros 200 de la derrama que van a hacer el resto de ministerios. Trabajo calcula que hay 192.000 beneficiarios potenciales, aunque la primera previsión es que se beneficien de ella alrededor de 100.000 personas.

La ayuda está vinculada a la formación y al nivel de rentas 

Este es uno de los cuatro programas dentro del Plan de Choque contra el paro que el Gobierno aprobó ayer. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, explicó que el plan busca responder "a las principales necesidades sociales" fruto del aumento del desempleo, y recordó que está enmarcado en el Pacto Social de Ejecutivo y agentes sociales.

Sólo las empresas que creen empleo neto podrán reducir sus cuotas 

El otro punto fuerte del plan es un programa para fomentar la contratación a tiempo parcial de parados jóvenes menores de 30 años y de desempleados de larga duración, es decir, que llevan al menos un año en el desempleo. Así, las empresas que contraten en los próximos 12 meses a tiempo parcial, tanto de forma temporal como indefinida, a desempleados de estos colectivos se beneficiarán de una reducción de sus cuotas a la Seguridad Social. En el caso de las empresas con menos de 250 trabajadores la reducción será del 100% de las cuotas, y del 75% para las sociedades que superen esa plantilla.

Además, sólo podrán beneficiase las empresas para las que esta contratación suponga un incremento neto de su plantilla.

Gómez: "La tasa de trabajo parcial es una de nuestras grandes carencias" 

Trabajo espera que esta medida genere unos 100.000 contratos a tiempo parcial en el año que estará vigente y cifra la disminución de ingresos a la Seguridad Social que supondrían estas reducciones en 23,5 millones por cada 10.000 contratos celebrados.

Gómez subrayó el carácter temporal de esta medida y la justificó por la necesidad de "adelantar" decisiones de contratación y de aumentar la tasa de trabajo parcial en España. "Creemos que es una de nuestras principales carencias", dijo el ministro, que aseguró que en otros países la contratación parcial ha hecho crecer el empleo entre los jóvenes.

El Plan de Choque incluye también otros dos programas. Uno que recualificará a las personas en paro de larga duración mayores de 45 años, jóvenes y parados procedentes de sectores especialmente castigados por la crisis, como la construcción. Por último, a partir de ahora los Servicios Públicos de Empleo garantizarán que entre un 20% y un 40% de las plazas de formación dirigidas a trabajadores las ocupen desempleados.

PUBLICIDAD

Comentarios