Público
Público

Los 'sin pareja' se citan a través de Internet

Las redes sociales revolucionan su manera de relacionarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Internet hizo posible que se encontraran el miércoles pasado en un bar de los alrededores del estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, para ver la semifinal del Mundial de fútbol entre España y Alemania. El grupo de hombres y mujeres, de entre 30 y 60 años y sin pareja, que el miércoles celebró con cerveza la victoria de La Roja, ha vuelto a ponerse en contacto a través de las redes sociales para ver hoy la final juntos, en el mismo local.

Los encuentros entre singles personas sin pareja estable, separados, solteros o viudos configuran un movimiento social que se propaga sin freno a través de internet. El ciberespacio se está convirtiendo en la solución de muchas personas sin pareja para dar un giro a sus vidas y conocer a gente en su misma situación.

La actividad que más demandan son las fiestas en discotecas

'Estaba cansada de oír hablar de papillas', comenta Choni, de 43 años, refiriéndose a sus amigos más íntimos, que ahora tienen hijos. Ella busca otros ambientes para disfrutar. El proceso de socialización es muy sencillo. Comienza en un portal de internet específico para singles, donde un relaciones públicas anuncia una actividad, explica sus características, las ofertas que se ofrecen y el punto de encuentro.

Marga coordina las quedadas para singlesmadrid, un portal de internet que tiene más de 19.000 usuarios registrados. Las propuestas de ocio comprenden desde rutas en bicicleta hasta clases de salsa, donde pueden llegar a apuntarse hasta 80 personas, la mayoría hombres. No obstante, las más solicitadas son las fiestas en discotecas, con listas que a veces superan los 200 invitados. 'Estoy convencida de que muchos vienen a pillar cacho', comenta Loli, otra single asidua a este tipo de eventos. 'Aunque la finalidad es encontrar amistades y gente con la que salir', aclara.

Una web que sólo organiza actos en Madrid tiene ya 19.000 usuarios

Marga recuerda que este tipo de portales 'no son una agencia matrimonial de contactos; lo fundamental es pasarlo bien', añade, mientras se ríe a carcajadas recordando el día en que tuvo que mediar entre una mujer y el portero de discoteca por el que aquella se sentía atraída. 'Oye, dice mi amiga que estás muy bueno', fueron sus palabras. Ni la mujer ni el portero durmieron solos aquella noche.

'Yo no tengo suerte, nadie quiere una joya como yo', lamenta Jesús, de 60 años, divorciado y con dos hijos, con los que hace tiempo que ha perdido toda relación. Lo ha intentado hasta por televisión. Él también estaba viendo el miércoles a La Roja junto a los demás. Esta noche espera, al menos, celebrar una victoria histórica.