Público
Público

París intenta autentificar las demandas de Al Qaeda sobre los rehenes galos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

París intenta "autentificar" la grabación difundida por la cadena de televisión qatarí Al Yazira en la que Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) exige a Francia la retirada de Afganistán y negociar con Osama Bin Laden para obtener la liberación de cinco franceses secuestrados en Mali.

"Nos informamos e intentamos autentificar el documento audiovisual", declaró hoy a Efe un portavoz del Ministerio francés de Exteriores.

La misma fuente resaltó que Francia sigue "muy movilizada" para lograr la liberación de sus ciudadanos secuestrados y agregó que la "experiencia ha demostrado que la discreción se impone" en este tipo de situaciones.

La televisión Al Yazira difundió una grabación en la que el jefe del brazo de Al Qaeda en el Magreb, el argelino Abdelmalek Droukdel, aseguraba que Francia debe retirar las tropas de Afganistán y negociar con Bin Laden la liberación de los rehenes.

El líder de AQMI dice además que "toda forma de negociación" deberá llevarse a cabo con el propio Bin Laden.

"Si (ustedes) quieren que sus ciudadanos, que son nuestros prisioneros, estén sanos y salvos, deben darse prisa y retirar a sus soldados de Afganistán según un calendario preciso que deberán hacer público", aseguró Droukdel en la grabación difundida por la televisión qatarí.

La presunta petición de los terroristas tuvo lugar días antes de que se inicie la cumbre de la OTAN en Lisboa.

Siete trabajadores (cinco franceses, un togolés y un malgache) que trabajaban en Níger para el grupo nuclear francés Areva fueron secuestrados la noche del pasado 15 al 16 de septiembre en la localidad de Arlit, en el noreste de Níger.

A finales del pasado octubre, el primer ministro de Níger, Mamadou Danda, declaró a la prensa que los cautivos "están vivos" y que hay "contactos sobre el terreno" para intentar conseguir su liberación.

La información fue confirmada por el presidente de Mali, Amadou Toumani Touré, quien evitó precisar si están en las desérticas colinas de Timétrine del noreste de Mali, a un centenar de kilómetros de la frontera argelina.