Público
Público

París en favor de una negociación política en el contencioso Airbus-Boeing

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francia se pronunció hoy por "una negociación al mayor nivel político" para resolver el contencioso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las ayudas públicas europeas a Airbus y las estadounidenses a Boeing.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, y la secretaria de Estado del Comercio Exterior, Anne-Marie Idrac, subrayaron en un comunicado conjunto que a la vista del informe preliminar de la OMC sobre las ayudas a Boeing, entregado a las partes esta semana se refuerza la idea de que la negociación es "la mejor vía posible para acabar el contencioso".

Lagarde e Idrac expresaron "satisfacción" por las conclusiones de ese informe preliminar que "confirma en numerosos puntos los análisis europeos sobre los apoyos aportados a Boeing por los poderes públicos estadounidenses".

En particular porque "condena diversas ayudas y subvenciones acordadas al fabricante estadounidense por diversos organismos, tanto a nivel federal como a la escala local", añadieron.

Aunque el informe definitivo no se conocerá hasta dentro de unos meses, las responsables franceses estimaron que con "esta primera etapa fundamental en el contencioso de la Unión Europea contra las ayudas recibidas por Boeing, Estados Unidos deberá reconsiderar los mecanismos de subvención pública en beneficio de Boeing para estar en conformidad con las reglas de la OMC".

Otro informe previo de la OMC sobre las ayudas europeas a Airbus igualmente consideraba irregulares las subvenciones otorgadas por los países europeos al fabricante de aviones.

La postura francesa en favor de la negociación política entre la UE y EEUU coincide con la manifestada el pasado miércoles por Airbus, cuando indicó que "es hora de dejar de echarse la culpa y comenzar a asumir sus responsabilidades".

"Hasta que no dejemos estas denuncias contenciosas y entablemos negociaciones no estaremos en condiciones de definir nuevas reglas del juego justas", agregó entonces Airbus.

Boeing, sin embargo, se muestra contrario a una negociación política e insiste en que los Estados europeos deben acabar con las ayudas a Airbus, y en particular para el desarrollo del futuro avión A350, que compite directamente con el nuevo 787 del fabricante estadounidense.