Público
Público

París ojea el armario de Audrey Hepburn antes de su subasta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una treintena de vestidos de alta costura que portó la actriz e icono de moda Audrey Hepburn se exponen hoy y mañana en París, como anticipo de la mayor subasta de prendas de la artista, que se celebrará el 8 de diciembre en Londres.

Son todas prendas famosas por haber sido lucidas por su ilustre propietaria en algunas de sus películas, o en ocasiones importantes de su vida, como del vestido de seda negra creado por Elisabeth Arden con el que conoció en 1953 al que más tarde se convertiría en su marido, el también actor Mel Ferrer.

El modisto Hubert de Givenchy ocupó un lugar importante en la vida de Audrey Hepburn (1929-1993) y ahora en la subasta, pues además de ser un amigo inseparable diseñó modelos como los que lució en la película "Sabrina" (1954).

"Ella era su musa y adoraba la simplicidad de las líneas de Givenchy", explicó hoy a Efe la responsable de la venta, Kerry Taylor, antes de señalar que "Audrey era una persona insegura y con los diseños de Givenchy se sentía protegida".

"Él sabía perfectamente cómo ella quería estar vestida, pues era muy calculadora en lo que su aspecto se refería", reveló Taylor.

La organizadora de la venta, que cuenta con la colaboración de la casa de subastas Sotheby's, destacó entre todos los diseños de Givenchy por los que se podrá pujar el próximo martes un vestido de seda negra que la menuda actriz llevó en el filme "Paris, when it sizzles" (1964), de Richard Quine, titulado en español 'Encuentro en París'.

Aunque el más famoso y el que Taylor cree que "podría alcanzar el mayor precio" es un vestido de cóctel creado en encaje por el mismo modisto, portado por la actriz en la película que William Wyler estrenó en 1966 "How to steal a million" ('Cómo robar un millón y...').

Saldrán igualmente a la venta piezas únicas firmadas por otros grandes modistos europeos como Valentino e Yves Saint-Laurent, junto con el vestido de novia de las diseñadoras Fontana Sisters para su boda con el británico James Hanson, con quien al final no llegó a casarse.

Un vestido que la actriz donó a una niña italiana sin recursos, quien lo conservó hasta ahora.

Además de los 36 vestidos expuestos, creados entre 1953 y finales de la década de los sesenta del siglo pasado, se podrán adquirir diversos sombreros y cinturones a juego, y una colección de cartas, algunas de ellas escritas en 1953 y relacionadas con el rodaje del filme "Roman holiday" ('Vacaciones en Roma'), de William Wyler.

La mayor parte de la correspondencia fue enviada entre 1950 y 1958 a la amiga de la actriz Tanja Star Busmann, pero incluye también varios telegramas que Hepburn intercambió con Hanson durante los preparativos de la boda frustrada.

Las prendas proceden en su mayoría de colecciones privadas, en su mayoría de Archivos Givenchy y de la fundación que creó la propia actriz a favor de la infancia.

De ahí que la mitad de la suma que se recaude con esta venta esté destinada a dicho organismo, que vela por brindar una buena calidad de vida a niños de todo el mundo.