Público
Público

El parlamento aprueba una nueva ley Volkswagen pese a la oposición de Porsche y la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a la oposición de la Unión Europea y Porsche como mayor accionista, el Bundestag, el parlamento alemán, aprobó anoche la polémica nueva ley Volkswagen, que garantiza al estado federado de la Baja Sajonia, segundo accionista del grupo, el poder de veto en las decisiones del consorcio.

Aprobada por amplia mayoría con los votos de los partidos de la gran coalición -socialdemócratas, cristianodemócratas y socialcristianos bávaros-, la decisión del parlamento germano traerá consigo con seguridad una nueva demanda la Comisión de la UE.

Como en ocasiones anteriores, Bruselas rechaza que exista un derecho de veto para un accionista que, como la Baja Sajonia, solo es titular del 20 por ciento del capital de una empresa.

Pese a todo, el secretario de Estado de Justicia alemán, el socialdemócrata Alfred Hartenbach, insistió en que la nueva ley armoniza con el derecho comunitario y defendió la política en ese sentido que suscribe el Gobierno de la canciller, Angela Merkel.

Duras críticas contra la nueva ley ha vertido igualmente el presidente de Porsche, Wendelin Wiedekind -cuya empresa ostenta el 42,6 por ciento del capital de VW-, quien afirmó que resulta sumamente problemática para la política y la legislación europeas.

Como establece la legislación sobre sociedades anónimas, Porsche defiende que el derecho de veto solo puede ser aplicado por quien posee no menos del 25 por ciento del capital de una empresa, lo que no sucede con el estado federado de la Baja Sajonia.

El Tribunal Supremo Europeo ya rechazó en octubre de 2007 gran parte del núcleo de la llamada ley Volkswagen, cuya versión anterior tenía ya 50 años de edad, y subrayado que viola la legislación de la Unión Europea.

El comisario para el Mercado Interior de la UE, Charlie McCreevy, anunció ya de antemano que, de aprobarse la nueva ley, la denunciaría ante las instancias judiciales de la Unión antes de las próximas Navidades.

En una carta enviada a los diputados del Parlamento alemán, el presidente de Porsche advirtió por su parte que no existen motivos para mantener las condiciones excepcionales de veto de que disfruta la Baja Sajonia en Volkswagen.

Tras subrayar que Porsche no tiene intención de cerrar ni una sola planta de Volkswagen en contra de la voluntad de los trabajadores, Wiedekind señaló que "estamos dispuestos a asumir un compromiso contractual" en ese sentido.

A su vez, el presidente del comité de empresa de VW, Bernd Osterloh, señaló en otra misiva dirigida al Bundestag que, con vistas a la crisis financiera y ante el bajón de ventas en el sector del automóvil, la nueva ley protege a los trabajadores de la deslocalización de plantas y la pérdida de puestos de trabajo.