Público
Público

El Parlamento de Chipre debate su plan B presionado por Bruselas y sin acuerdo con Rusia

El ministro de Finanzas chipriota, Michael Sarris, ha vuelto de Moscú sin acuerdo con los rusos mientras las autoridades en Chipre asumen que "las próximas horas determinarán el futuro del país"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento chipriota tiene previsto reunirse esta tarde con la intención de debatir el 'plan B' ideado para sanear el sistema bancario del país y que, de aprobarse, podría desbloquear las ayudas financieras por parte de Bruselas. La reunión tendrá lugar en medio de una gran tensión, después de las protestas que despertaron ayer las medidas con las que las autoridades chipriotas pretenden ahorrar alrededor de 2.500 millones de euros, casi la mitad de lo que exige la Unión Europea para aprobar un rescate que asciende a 10.000 millones.

En este sentido, un acuerdo para solucionar la crisis financiera en Chipre dentro del marco establecido por sus socios europeos podría ser posible 'en las próximas horas', según ha indicado Averof Neofitu, líder del partido DISY, gobernante en la isla. 'Existe un prudente optimismo respecto a que en las próximas horas seremos capaces de alcanzar una plataforma de acuerdo sobre la que el Parlamento pueda aprobar estas medidas específicas en línea con la aproximación , el marco y los objetivos del último Eurogrupo', dijo Neofitu.

Anteriormente, el Gobierno de Chipre había emitido un comunicado en el que advertía de que 'las próximas horas determinarán el futuro del país'.

Después de rechazar el martes una propuesta de tasa sobre los depósitos a cambio del rescate de la UE, Nicosia recurrió al Kremlin para renegociar un acuerdo de préstamos, conseguir más financiación y atraer a los inversores rusos a los bancos chipriotas y las reservas de gas. Sin embargo, el ministro de Finanzas de Chipre, Michael Sarris, abandonó hoy Moscú con las manos vacías después de que Rusia rechazara las solicitudes de ayuda, dejando a los cada vez más aislados líderes de la isla tratando de conseguir un acuerdo de rescate con la Unión Europea para evitar el colapso de su sistema financiero.

'Las negociaciones han terminado en lo que respecta a la parte rusa', dijo a la prensa el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, tras dos días de negociaciones de crisis con su homólogo chipriota.

Para el ministro de Finanzas ruso 'las negociaciones han terminado en lo que respecta a la parte rusa' Los millonarios rusos tienen miles de millones de euros en juego en el sector bancario de Chipre, un factor en la demanda sin precedentes de la UE de que los grandes depósitos se vean golpeados en interés de mantener a flote a Chipre. Pero Siluanov dijo que los inversores rusos no estaban interesados en el gas chipriota y que las conversaciones habían terminado sin resultado.

Por otro lado, Sarris advirtió hoy que un impuesto a los depósitos bancarios está 'claramente sobre la mesa' en las conversaciones que están manteniendo los líderes políticos de Chipre para lograr los miles de millones de euros exigidos por Bruselas. 'Creo que está claramente sobre la mesa. Ver si una quita en los depósitos de algún tipo supondría una contribución para cerrar el paquete de ayuda es algo que debe ser discutido', afirmó Sarris a su llegada de la capital rusa.

Las nuevas propuestas remitidas al parlamento chipriota incluyen un 'fondo de solidaridad' que agrupe activos del Estado, incluyendo beneficios futuros sobre el gas y los fondos de pensiones nacionalizados, como base para una emisión de bonos de emergencia. JP Morgan lo comparó con 'una venta de emergencia nacional' y Alemania indicó que se oponía a la nacionalización de los fondos de pensiones. En concreto, la canciller Angela Merkel declaró: 'No hay manera de que podamos aceptar eso'.

También están considerando un proyecto de ley de reestructuración de los bancos que llevaría a que el segundo mayor prestamista del país, el Banco Popular de Chipre , sea dividido en activos buenos y malos y una petición del Gobierno para imponer controles al capital que impidan que un flujo de fondos abandone la isla cuando los bancos reabran el martes después de estar cerrados una semana.

Sin embargo, el mayor banco chipriota, Bank of Cyprus, ha instado hoy al Gobierno a adoptar inmediatamente la propuesta de la zona euro para tasar los depósitos superiores a los 100.000 euros, diciendo que la alternativa era el colapso del sistema bancario del país. 'Dado que es evidente que no hay soluciones alternativas no debe haber más retraso en la adopción de la propuesta del Eurogrupo', dijo el banco en un comunicado, advirtiendo que todos los depósitos se perderían si se derrumbaba el sistema.

En las últimas horas se ha confirmado que el Piraeus Bank absorberá las filiales de los bancos chipriotas en Grecia, según anunció hoy el Fondo de Estabilidad Financiera heleno. En un escueto comunicado, el citado organismo informó de que la transacción necesita, entre otros, de la aprobación de la dirección de Competencia de la Comisión Europea. El presidente de la entidad financiera, Mijalis Salas, señaló que 'el Piraeus Bank ha presentado una oferta de adquisición de los bancos chipriotas en Grecia para salvaguardar los depósitos y la estabilidad del sistema bancario griego y para que haya una contribución griega a los intentos deChipre de salir de la crisis'.