Público
Público

El Parlamento extremeño reprueba la declaración de Duran i Lleida sobre el PER

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Pleno del Parlamento extremeño ha reprobado hoy por unanimidad las palabras del candidato de CiU a las elecciones generales, Josep Antoni Duran Lleida, en las que criticaba a los perceptores del PER en Extremadura y en Andalucía.

Duran afirmó la semana pasada que mientras los payeses catalanes no pueden recoger la fruta por los bajos precios, "en otros sitios de España, con lo que damos nosotros de aportación conjunta al Estado, reciben un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar del pueblo".

En la declaración institucional aprobada en la Asamblea de Extremadura, con los votos a favor de los tres grupos, PP, PSOE e IU, se considera que las palabras del candidato de CiU "menosprecian" a los trabajadores agrícolas que son perceptores del sistema de protección agrario al desempleo y, "por extensión, a la sociedad extremeña".

Se pone de relieve también que "una visión peyorativa de región subsidiada no se compadece con la realidad de Extremadura", además de recordar que la economía europea y la española ayudan con fondos públicos a sectores productivos con independencia de que se encuentren en Cataluña, Alsacia, Algarve o Extremadura.

La declaración institucional recuerda, de igual manera, que el sistema de protección agrario para los trabajadores eventuales del campo protege en función de las cotizaciones que individualmente se hayan realizado "sin que suponga una ayuda pública indiscriminada", con analogía a la protección que reciben el resto de los trabajadores protegidos en situación de desempleo.

La "injusticia" de las palabras de Duran i Lleida, según el Parlamento extremeño, se hace más patente ahora dada la situación de grave crisis económica que ha provocado altas tasas de desempleo.

Finalmente, la Asamblea de Extremadura, "como expresión de la voluntad del pueblo extremeño", muestra su deseo de reforzar "sus tradicionales lazos de amistad con Cataluña", y declara que "ninguna palabra equivocada podrá empañar el deseo de construir conjuntamente una España plural, solidaria y respetuosa con la diversidad regional".