Público
Público

Parlamento paquistaní convocado el lunes para iniciar la destitución de Musharraf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento nacional de Pakistán se reunirá el próximo lunes día 11 para iniciar formalmente el proceso de destitución del presidente, Pervez Musharraf, explicaron a Efe portavoces de los partidos de la coalición gubernamental.

El pasado jueves, los líderes de las principales fuerzas de la coalición, Asif Zardari, del Partido Popular (PPP), y el ex primer ministro Nawaz Sharif, de la Liga Musulmana-N (PML-N), acordaron proceder a un "impeachment" contra Musharraf, a quien acusaron de "debilitar al país".

"La sesión del Parlamento (que tendrá lugar a las 17.00 horas locales, 11.00 GMT) ha sido convocada para iniciar el proceso de destitución", se limitó a explicar a Efe Farhatullah Babar, portavoz del PPP.

No obstante, su homólogo de la PML-N, Siddique-ul-Faruq, aseguró a Efe que la sesión de la Asamblea Nacional "ya estaba prevista".

"En primer lugar, Musharraf debe someterse a los votos de confianza en todos los parlamentos de las cuatro provincias del país y una vez pierda las mociones se pondrá en marcha el proceso de 'impeachment", subrayó Faruq.

"Las resoluciones de las asambleas provinciales tardarán unos cuatro días en llevarse a cabo", precisó Babar.

Para que prospere la impugnación presidencial, es preciso que la mitad de los miembros de las dos cámaras presenten un pliego de cargos contra Musharraf, que se le comunicará al afectado en un plazo de tres días.

Posteriormente, ha de convocarse una sesión conjunta Parlamento-Senado, en una a dos semanas de plazo, para investigar, debatir y votar el proceso de destitución.

Para consumar la destitución, haría falta el voto de dos tercios de los legisladores, 295, un número que los partidos de la coalición no alcanzan sumando juntas sus fuerzas.

No obstante, tanto PPP como PML-N y sus otros dos socios minoritarios aseguran haberse garantizado el apoyo de otros partidos políticos, independientes e incluso de algunos legisladores de la Liga Musulmana-Q, la formación afín a Musharraf.

El presidente no ha hecho de momento ninguna aparición pública para defenderse, pero, según filtraciones de su entorno cercano, mantiene la firme intención de no rendirse y enfrentarse al proceso de destitución.

Mientras tanto, cuatro ministros de la Liga de Sharif regresaron hoy a las oficinas que abandonaron a mediados de mayo debido a las diferencias que su formación mantenía con el PPP para restituir en sus cargos a los jueces del Tribunal Supremo expulsados por Musharraf durante el estado de excepción en noviembre de 2007.

"Se trata de un paso muy positivo que pretende reforzar la coalición en un momento tan importante en el que necesitamos estar unidos para sacar a Musharraf del poder", aseguró Faruq.

Según el portavoz, los otro cinco ministros que el PML-N tenía en el Gobierno antes de abandonarlo volverán a sus cargos una vez se haya rehabilitado la alta judicatura.

El portavoz de la Liga-N dijo además que la atmósfera entre los dos principales partidos del Gobierno es "ahora mejor que nunca".