Público
Público

El Parlamento Vasco exige la excarcelación de los presos enfermos graves

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento Vasco ha "exigido" hoy la excarcelación o puesta en libertad de los presos con enfermedades graves e incapacitantes, cuando su permanencia en prisión ponga en riesgo su salud.

Esta iniciativa ha sido presentada por el tripartito junto a Aralar y el PCTV-EHAK y ha sido rechazada por el PSE-EE y el PP, que han recordado que hace una semana ETA asesinó a Ignacio Uria y que en este Parlamento se le dispensó un homenaje.

La iniciativa pide que mientras no se proceda la excarcelación de dichos presos, en aplicación del Código Penal y del Reglamento Penitenciario, se permita el acceso de sus familiares a los hospitales en los que se encuentren ingresados "para que puedan acompañarles en estos duros momentos".

En el último punto de la resolución, la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento de Vitoria reitera su voluntad de impulsar "una política excarcelación de las personas privadas de libertad" con problemas de salud graves, "asumiendo el compromiso de ofrecer los servicios de apoyo sociales y sanitarios adecuados".

En la justificación de la iniciativa se recuerdan casos "conocidos recientemente como los de Mikel Ibáñez o Mikel Gil", ambos presos de ETA, que son "ilustrativos de este tema".

Este hecho ha sido destacado por Carlos Urquijo (PP) que, además, ha denunciado la "vergüenza" de firmar esta iniciativa con el "brazo político de ETA" para pedir la "excarcelación de los asesinos de otros Uria", en referencia a otras víctimas de la organización.

Urquijo, que ha considerado "indigno" este acuerdo, ha destacado que los únicos casos que se citan en la iniciativa son de dos presos de la banda terrorista y ha lamentado que la "unidad de los demócratas contra el terrorismo sólo llega al llanto en los funerales, desgraciadamente a nada más".

Mertxe Agúndez (PSE-EE) también ha considerado "poco decoroso" que tras el reciente asesinato de Uria el tripartito "se preocupe tanto de las excarcelaciones de miembros de ETA", con una iniciativa en la que sólo busca "espacio mediático" al final de la legislatura, en el que "tenían algo que decir sobre los presos".

A juicio de la parlamentaria socialista, quien ha argumentado que el Gobierno cumple la ley en esta materia, "no es el momento de hablar de ETA y de sus presos, sino de hablar, por desgracia, de lo que les ocurre a las víctimas".

Elixabete Piñol (PNV) ha denunciado que algunos presos como Rafael Vera, Enrique Rodríguez Galindo o Julián Muñoz "con depresión" sean excarcelados, pero quien no tiene esos "apellidos se muere en la cárcel".

Piñol ha acusado al PP y al PSE-EE de actuar como el PCTV-EHAK, de ver sólo "parte de las vulneraciones de los derechos humanos".

Rafael Larreina (EA) ha denunciado que se actúa con "criterios de oportunidad política" a la hora de decidir sobre la excarcelación de presos enfermos y ha advertido de que en materia de derechos humanos "la excepción no confirma la regla, sino que se la carga".

Aiora Mitxelena (PCTV-EHAK) se ha limitado a decir que están "muy contentas" y "muy orgullosas" con el acuerdo porque siempre han defendido la salida de prisión de los presos enfermos.