Publicado: 26.10.2012 08:39 |Actualizado: 26.10.2012 08:39

El paro alcanza los 5,77 millones de personas

La tasa de desempleo supera el 25%. Continúa la destrucción de empleo en la construcción y sólo baja el paro en la industria. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno dejó caer ayer que los datos del paro estarían acordes con la actual situación económica. Y no ha sido para menos. El tercer trimestre del año volvió a engrosar la lista del desempleo hasta alcanzar la cifra de 5.778.100 personas, 85.000 más que el trimeste anterior y 799.800 más que hace un año, según la Encuesta de Población Activa publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de desempleo se sitúa en el 25,02%, cuatro décimas más que el trimestre anterior (24,63%). El número de ocupados alcanzó al cierre de septiembre la cifra de 17.320.300 personas, su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2003.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ya había advertido ayer de que los datos de paro que se han hecho públicos este viernes reflejarían una situación "dramática". Lo cierto es que esta cifra supone ya un máximo histórico, pues una de cada cuatro personas que quieren trabajar no encuentra trabajo. Se ha superado, por tanto, la barrera simbólica del 25%.

En un contexto de recortes en servicios públicos y mientras la cobertura social se adelgaza, la EPA del tercer trimestre confirma un escenario de destrucción de empleo sin precedentes en la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, los datos sólo abarcan hasta 1976. Y en ningún trimestre desde entonces se ha registrado una tasa de desempleo tan elevada como la actual.

A pesar de que la tasa de paro juvenil ha bajado por primera vez en el último año –se sitúa en este tercer trimestre en el 52,3%–, el deterioro del mercado laboral continúa cebándose con los menores de 25 años. Siguen siendo más los jóvenes que quieren trabajar y no puede, que los que tienen un empleo. Además, el 52% de los parados llevan buscando empleo más de dos años : en concreto, tres millones de desempleados. Y medio millón de personas están buscando su  primer trabajo (de ellos, 271.000 no lo han logrado en más de dos años).

En los últimos nueve meses del año, que coinciden con la llegada al Gobierno del Partido Popular, hay medio millón de desempleados más (504.500). Todo ello después de que el Ejecutivo conservador pusiera en marcha en febrero de 2012 una reforma del mercado de trabajo que dinamita las relaciones laborales y refuerza el poder de empleadores frente a empleados gracias al abaratamiento del despido o la facilidad que se da a los patrones para rebajar salarios a discreción, entre otras medidas. 

Desde que Rajoy llegó al Gobierno hay  medio milllón de desemplados más

Además, desde que Mariano Rajoy desembarcó en la Moncloa, se han destruido 487.200 puestos de trabajo. Sin embargo, la población activa, es decir, la población en edad y disposición de trabajar, apenas ha aumentado en 17.200 personas.

En este tercer trimestre de 2012 no se ha reproducido la tendencia experimentada en los mismos meses de 2010 y 2009, cuando el paro sí se redujo durante la época estival. Y refleja una fotografía ya mostrada en el tecer trimestre de 2011, cuando 144.700 personas pasaron a engrosar la lista del desempleo. Las cifras de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de junio, julio y agosto ya vaticinaban una cifra peor de lo esperable para un trimestre que suele ser positivo para el empleo debido al empuje del turismo en los meses de verano. De hecho, en los últimos tres meses se han destruido 96.900 empleos, según refleja la radiografía más fiable del mercado laboral. La construcción es el sector más afectado, con 56.100 ocupados menos. El de los servicios aparece en segundo lugar, con  32.700 empleos menos en los últimos tres meses. La ocupación solo aumenta en 3.700 personas en la industria.

Los datos de la EPA confirman que cada vez hay menos empleo y cada vez más precario. Entre julio y septiembre 179.400 asalariados con contrato indefinido perdieron su trabajo; mientras, los asalariados con contrato temporal aumentaron en 15.300 personas

Además, de De esos casi 97.000 empleos destruidos entre julio y septiembre, 49.400 pertenecían al sector público y 47.600 al privado, lo que refleja que las fuertes medidas de recorte de personal en las Administraciones Públicas ya están afectando de forma negativa al empleo.