Publicado: 02.04.2014 08:56 |Actualizado: 02.04.2014 08:56

El paro baja en 16.620 personas en el mes de marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en marzo en 16.620 personas respecto al mes anterior, lo que representa un descenso del 0,35%. El Gobierno presume de que este es el mayor descenso en un mes de marzo desde 2006, pero el paro registrado sigue en cifras inasumibles: 4,79 millones de parados registrados.

En concreto, el volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado mes la cifra de 4.795.866 desempleados, tras reducirse en el último año en 239.377 personas (-4,75%). En términos desestacionalizados, el paro se redujo en marzo en 17.000 desempleados, su mayor descenso en este mes dentro de los últimos diez años. Los datos del paro marcan el ritmo de la recuperación y ésta es lenta: 16.000 parados menos no es para tirar cohetes, sobre todo teniendo en cuenta que una parte de esos han emigrado o han dejado de estar inscritos en las listas de empler. La prueba es que en este último año, el número de  afiliados a la Seguridad Social, esos sí que tienen de verdad algún tipo de actividad, creció en 115.013 personas

Sin embargo, no todo son buenas noticias: el empleo que se crea es precario y temporal. El pasado mes se registraron un total de 1.216.637 contratos, un 25,4% más que un año antes, pero sólo 13.481 fueron contratos fijos, el 9,3% del total. El resto, el 90,7%, fueron contratos temporales. 

Marzo es, además, un mes en el que suele reducirse el paro, aunque esta tendencia cambió durante los años más duros de la crisis. Así, el desempleo en los meses de marzo de 2009, 2010, 2011 y 2012, especialmente en 2009, cuando casi 124.000 personas se quedaron en paro. En los últimos cinco años, el desempleo creció de media en 41.163 personas.

El descenso de marzo de este año es el segundo que se produce desde 2009, tras el registrado en marzo de 2013, cuando bajó en 4.979 personas.

El paro bajó en marzo en el sector de la construcción, con 13.892 desempleados menos (-2,1%); en la industria, con 5.565 parados menos (-1,1%), y en los servicios, que registraron 21.208 desempleados menos (-0,69%, y subió en la agricultura, con 14.854 parados más (+6,9%), y en el colectivo sin empleo anterior, que se incrementó en 9.191 desempleados (+2,4%).

El desempleo descendió en marzo en 13 comunidades autónomas, especialmente en País Valencià (-5.902 parados) y Catalunya (-5.119 desempleados) y subió en cuatro, encabezadas por Andalucía, con 10.060 parados más, y País Vasco, que sumó 2.112 nuevos desempleados.

Los gastos totales de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en prestaciones de desempleo ascendieron a 2.289,6 millones de euros el pasado mes de febrero, un 15,8% menos que en igual mes de 2013, según los datos difundidos este miércoles por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 852,2 euros, lo que supone un descenso de 64,7 euros (-7,1%) sobre el mismo mes del año 2013.

Dos millones de parados no reciben prestación

La mala noticia es que la cobertura a los parados baja casi tres puntos en un año. Los beneficiarios de prestaciones por desempleo registrados a finales de febrero ascendieron a 2.750.074, un 9,4% menos que en el mismo mes de 2013. La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó en el 60,33%, frente al 63,25% de un año atrás, lo que supone un descenso de la cobertura del 4,6%. En cifras absolutas, hay dos millones de parados inscritos que no reciben prestación alguna y que, de momento, están condenados a la exclusión.

El número de perceptores extranjeros de prestaciones por desempleo ascendió en febrero pasado a 275.530, cifra que representa un descenso del 17,1% respecto al mismo mes de 2013. El recorte fue más pronunciado entre los beneficiarios de países extracomunitarios (-21,8%) que entre los procedentes de la UE (-8,8%).