Publicado: 27.04.2012 08:31 |Actualizado: 27.04.2012 08:31

El paro se desboca: ya hay 5.639.500 personas sin trabajo

  • Entre enero y marzo el desempleo aumentó en 365.900 personas

  • La tasa de paro alcanza ya el 24,44% de la población activa

  • En un año el desempleo ha crecido en 729.300 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En España una de cada cuatro personas que busca trabajo no lo encuentra. El paro sigue desbocado y ya se asoma a los seis millones parados. Ninguna de las medidas que se han tomado parece capaz de contener la sangría: ni la reforma laboral, ni los severos recortes aprobados por el Gobierno sirven de paliativo a este auténtico drama nacional. La realidad es más cruda que nunca y la Encuesta de Población Activa (EPA) (PDF) la refleja con toda la frialdad de las cifras: el número de desempleados aumentó en 365.900 personas en el primer trimestre de 2012.

En España ya hay 5.639.500 ciudadanos sin trabajo.

Esos datos sitúan la tasa en el 24,44% de la población activa, 1,59 puntos más que la EPA del último trimestre de 2011. Casi huelga decir que este es el nivel más alto de desempleo desde 1994. De hecho, la tasa de paro roza su récord absoluto, cifrado en el 24,55% que se alcanzó en aquel mismo año.

El arranque de 2012 es el peor en los últimos tres años: sólo en el primer trimestre de 2009 se destruyeron más empleos. En el último año 729.300 personas han perdido su trabajo

Otro indicador que acrecienta el drama es el del número de hogares con todos sus miembros en paro, que aumentó en 153.400 entre enero y  marzo. Ya hay 1.728.400 familias en las que nadie trabaja. Por su parte, aquellos hogares en los que todos sus miembros están ocupados disminuyó en 252.300, hasta los 8.593.700. En comparativa interanual, los hogares con todos sus activos en paro crecen en 342.400 y los que tienen todos sus activos ocupados disminuyen en 472.300.

La tasa de paro entre los menores de 25 años es ya del 52%

Según la EPA, la población activa bajó en 8.400 personas respecto al trimestre anterior hasta un total de 23.072.800 personas, de las cuales 17.433.200 están ocupadas. En el primer trimestre la ocupación disminuyó en 374.300 personas, con lo cual la tasa de actividad permanece en el 59,94%.

Un desglose de los datos aviva la preocupación, sobre todo en lo que se refiere al paro juvenil. El paro creció mucho entre los jóvenes de entre 25 y 29 años: 111.300 engrosaron la listas de las oficinas de empleo, casi un tercio del total del aumento registrado en este primer trimestre. Entre enero y marzo, el desempleo entre los jóvenes de 16 a 19 años subió en 5.300 personas hasta 214.100, mientras que en la franja de 20 a 24 años, hubo 32.300 parados más y un total de 707.700.La tasa de paro entre los menores de 25 años es ya del 52%.

Entre quienes tienen de 30 a 54 años hay con 190.300 parados más, hasta sumar 4.243.600. Entre los mayores de 55 años el desempleo se incrementó en 26.700, situando el total en 474.200.

El crecimiento del paro afecta prácticamente por igual a hombres y a mujeres: la tasa de paro masculina repunta 1,63 puntos hasta el 24,09% mientras que la femenina sube 1,54 puntos hasta el 24,86%. Entre los hombres el paro aumenta en 183.700 y situó el número de desempleados en 3.023.800; el desempleo femenino se incrementó en 182.200 hasta las 2.615.700.

También subió entre los extranjeros, con 67.400 parados más respecto al trimestre anterior, hasta sumar 1.293.100, que llevó la tasa de paro en este colectivo al 36,95%.

Por sectores, la mayor alza fue para el de los servicios, con 147.900 parados más, seguido de la agricultura (59.700), la industria (49.800), la construcción (29.500).

Otro aspecto destacable de esta trágica situación es el que hace referencia a los parados de larga duración: entre los que perdieron su empleo hace más de un año, el paro subió en 66.200 y entre los que buscan su primer empleo aumentó en 12.800, con lo que hay 456.000 parados entre este colectivo.

Andalucía, con un 33,17% de paro, y Canarias, con un 32,28% encabezan las estadísticas 

Frente a estos datos, la ocupación aumentó entre los trabajadores por cuenta propia en 46.300 personas, hasta los 3.014.900, aunque entre los asalariados se destruyeron 418.000 puestos de trabajo. La caída de la ocupación fue mayor para los asalariados con contrato temporal, donde bajó en 279.600, mientras que entre los trabajadores con contrato indefinido, la disminución fue de 138.400. En el primer trimestre, se destruyeron 421.800 puestos de trabajo a tiempo completo y se incrementaron en 47.500 los contratados a tiempo parcial. 

Por comunidades, Andalucía y Canarias registraron las mayores tasas de paro, con el 33,17% y el 32,28% respectivamente, y las menores el País Vasco (13,55%) y Navarra (16,34%).