Publicado: 25.04.2013 08:49 |Actualizado: 25.04.2013 08:49

El paro en España supera por primera vez los seis millones

El desempleo afecta ya a 6.202.700 personas y la tasa se coloca en el  27,16% en el primer trimestre de 2013. El número de parados aumentó en 237.400 y el de ocupados cae en 322.300. Desde que comenzara a gobernar el PP en diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ayer, en el Pleno del Congreso, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se jactaba de que la destrucción de empleo fuera menor que en el año anterior y aseguraba que una de las causas de esa supuesta mejora era la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy. Hoy la Encuesta de Población Activa (EPA) ha despertado al PP de ese mundo paralelo en el que parece habitar. España ha superado por primera vez los seis millones de parados. Y en el primer trimestre de 2013 la tasa de desempleo se sitúa en un 27,16%, 1,14 puntos por encima del último trimestre de 2012

Según los datos desvelados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta el mes de marzo 6.202.700 personas estaban sin empleo, lo que supone un incremento de 237.400 parados. El número de ocupados también ha disminuido dramáticamente, reduciéndose en 322.300 personas hasta los 16.634.700. La tasa de actividad es del 59,68 %.

Es probable que el Ejecutivo intente por todos los medios amortiguar el golpe. Por ejemplo, tomando los datos del primer trimestre del año pasado, cuando la ocupación cayó en 374.000 personas, pero una diferencia -siempre en negativo- de 52.300 parece un consuelo, si es que se le puede llamar así, demasiado débil. Cuando el PP comenzó a gobernar en diciembre de 2011 había 5,2 millones de parados y hoy hay 929.100 desempleados más. Además, se han destruido 1.172.800 empleos. No obstante, el partido en el Gobierno ha dado orden a los suyos de minimizar las cifras en una circular en la que se recoge una cita del ministro de Economía, Luis de Guindos, que no tiene desperdicio: "La economía de España estará en marcha mucho antes de lo que pensamos". En este sentido, el vicesecretario general del PP, Carlos Floriano, aseguró que "no hay que dejar que nos cieguen los datos".

Que desde la Moncloa se intente defender que la reforma laboral dará resultados positivos en el largo plazo es otro ejercicio más de contorsionismo. Las previsiones de paro para 2013 eran que la tasa se situaría en el 27% a finales de año pero teniendo en cuenta el varapalo de estos tres primeros meses parece imposible que ni siquiera las campañas de verano y navidad vayan a servir de red. Esos eran los cálculos de Guindos, que esta semana ya se vio obligado a reconocer que, por ejemplo, la caída del PIB podría ser tres veces mayor de lo que esperaba

Los jóvenes, que han copado los comentarios del Gobierno en los últimos meses con su tan cacareado plan de emprendimiento, se ven, según la encuesta, "especialmente afectados". En total hay 69.000 ocupados menos de entre 25 y 29 años y el paro por debajo de los 25 años afecta al 57,22%. "Los datos son dramáticos", dijo la secretaria de Estado para el Empleo, Engracia Hidalgo, en el inicio de una conferencia sobre economía digital. "El Gobierno trabaja sin descanso" y "la situación tiene que invertirse" fueron las otras frases que en cinco años de crisis no pueden sonar sino vacías.

En este sentido, el "estamos trabajando en ello" que pretende hacer valer el equipo de Rajoy tampoco parece que vaya a servir de alivio para los 1.902.000 hogares que en marzo veían como todos sus miembros se quedaban sin trabajo. Es un aumento del 4% con respecto a diciembre del año pasado. En un año ya ha subido un 10%. También cae el número de familias con todos sus miembros activos ocupados (8.143.900). Son 190.400 menos este trimestre, 449.800 menos en un año.

La EPA lanza otro síntoma que choca con las esperanzas que se insufla a sí mismo el Gobierno: el desempleo de larga duración afectaba en el primer trimestre a 11.200 trabajadores más, lo que implica que hay 2.901.100 personas que perdieron su puesto de trabajo hace más de un año. Por sectores, el más afectado es el de los Servicios, en el que en los tres primeros meses del año se ha registrado una caída de 170.000 ocupados. Le siguen Industria con 66.800 ocupados menos, Agricultura (60.900) y Construcción (24.200).

El efecto de la reforma laboral queda retratado también en los datos de las personas que aún conservan su empleo. Los trabajadores con contratos a tiempo completo han disminuido en estos tres meses en 385.300 y al tiempo aumentan las personas con contratos a tiempo parcial: son 65.000 más. Caen también los asalariados con contratos indefinidos, que son 118.400 menos, lo mismo que aquellos que tienen contratos temporales (-194.400). En lo que se refiere a los autónomos, en estos tres meses ha habido 9.900 bajas y aumentan en 22.100 los empresarios sin asalariados o trabajadores independientes. 

Las comunidades en las que más ha subido el paro entre enero y marzo son Andalucía (31.100 personas), el País Valencià (27.400 personas) e Illes Balears (24.900 personas).

Ayer, durante la presentación de las movilizaciones del Primero de Mayo, los sindicatos CCOO y UGT exigieron la revocación de las dos últimas reformas laborales y un cambio de rumbo en la política de austeridad. Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez recordaron cómo en mayo de 2010, cuando Zapatero comenzó a aplicar recortes desenfrenados para tratar de cumplir con el objetivo de déficit público que nos imponía la Unión Europea, la tasa de desempleo en España rondaba el 20% y el déficit estaba en el 11,2%. Rajoy ha profundizado hasta el infinito en la política del recorte y mientras el déficit se coloca en el 10,6% (contando con el agujero del rescate bancario), el paro ha aumentado ya hata el 27%. Esto, en definitiva, implica que con esta dirección de la política económica, por cada décima que se ha conseguido reducir el déficit el paro ha aumentado un punto.