Publicado: 19.11.2013 19:09 |Actualizado: 19.11.2013 19:09

Estar en paro es un freno para denunciar, según el 97% de las víctimas de violencia machista

Un estudio de la Fundación Adecco pone de manifiesto que el empleo es una de las principales herramientas para combatir la violencia de género porque dota de "autoestima, autonomía e independencia" a las mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un 97% de mujeres víctimas de violencia de género asegura que la crisis supone un freno para denunciar, por el temor a no encontrar empleo y verse sin recursos para salir adelante, según revela el segundo informe de la Fundación Adecco, basado en una encuesta a 300 mujeres víctimas que han acudido a sus oficinas en busca de trabajo durante el último año.

Además, de los datos se desprende que la mayor parte de las encuestadas (un 65%) no tenía empleo en el momento en que sufrió violencia de género y que un 85%, si hubiera tenido trabajo, se habría sentido más fuerte y no habría alargado tanto la situación.

Por ello, la principal conclusión a la que llega el estudio es que "el empleo es, probablemente, la principal herramienta para combatir la violencia de género, ya que dota de autoestima a la víctima y le proporciona la autonomía e independencia necesarias para superar esta difícil situación". En este sentido, la directora de operaciones de la Fundación Adecco, Arancha Jiménez, ha advertido de que "la crisis puede alargar la situación de violencia de género, al incrementar la inseguridad de las víctimas para dar el paso de denunciar" y pide que se impulsen políticas que incentiven su participación en el mercado laboral.

Según recuerda Adecco, desde 2008 se ha registrado una caída interanual en el número de denuncias por violencia de género, de forma que si en ese año se registraron 142.125, en 2012 la cifra descendió hasta 128.477, una caída del 9,6%. Además, solo entre 2011 y 2012 el descenso fue del 4,1%. Por otra parte, según apunta, entre enero y junio de 2013 se han contabilizado 60.982 denuncias por violencia de género, un 4,1% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 63.599.

Adecco advierte de que si se sigue a este ritmo, el año finalizará con 121.964 denuncias, que representaría "la cifra más baja del último lustro". Por Comunidades Autónomas, Andalucía, Madrid, País Valencià y Catalunya son las regiones con un mayor volumen de denuncias en el primer semestre de 2013, con un 21,8%, un 15,9%, un 13,8% y un 13,7% del total nacional, respectivamente. Mientras, La Rioja (con un 0,5%), Cantabria (0,9%) y Navarra (1%) son las que tienen un menor volumen de denuncias registradas.

Acerca del perfil de la mujer víctima de violencia que acude a la Fundación Adecco en busca de una oportunidad laboral, es el de una mujer entre 36 y 45 años (47,1%), con dos hijos (51%), con estudios elementales (27%), secundarios (26%), técnicos (25%) o universitarios (22%).

La mayoría de ellas ha encontrado empleo en el sector servicios (79%), siendo el puesto más repetido el de teleoperadora, con un 20,6%. En segundo lugar se sitúa el de dependienta, con un 17,2%, por delante del de atención a dependientes, con un 10,2%.

Más allá del sector y puesto que ocupan, un 88% de las encuestadas declara que el trabajo ha sido un gran apoyo para sentirse más fuertes. Así, para el 36,3% de ellas lo más importante es que su trabajo les proporcione independencia y autonomía; para un 22%, la estabilidad; para un 14,4%, la posibilidad de incrementar su autoestima y sentirse realizada; para un 13%, el salario; y para un 8,3%, la posibilidad de entablar relaciones humanas y sentirse integrada en un grupo.