Publicado: 30.04.2014 13:36 |Actualizado: 30.04.2014 13:36

El paro no bajará del 20% hasta 2017

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a su giro de 180 grados, desde un realismo prudente el año pasado a un optimismo casi desaforado, el Gobierno no puede ocultar las malas noticias. Y una de ellas es que el propio Ejecutivo asume que la tasa de paro no bajara del 20% hasta dentro de tres años, en 2017. 

Esa es una de las principales conclusiones del cuadro macroeconómico que el Gobierno enviará a Bruselas en los próximos días. Un documento que el Gobierno ha revisado al alza con respecto al que presentó el año pasado.

Pero donde más fuerte apuesta el Ejecutivo es en las cifras del paro: pronostica que se van a crear 650.000 empleos en 2014 y 2015, años en los que contempla un crecimiento medio del PIB del 1,5%. No dice cómo y: lo fía todo al crecimiento de la economia: pronostica un 1,2% en 2014 y un 1,8% en 2015,  cinco décimas por encima de lo previsto hasta ahora para este año y otras seis décimas de mejora para el que viene. Para 2017 cree que la economía crecerá un 3%.

Además, el Gobierno ha revisado a la baja la tasa de paro para este año hasta el 24,9%, frente al 25,9 % inicialmente revisto, y para 2015 hasta el 23,3%, dos puntos y medio inferior al anterior pronóstico, en tanto que para 2017 prevé que el nivel de desempleo baje del 20%. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró categórica que en esta legislatura se creará empleo: "A finales de 2015 habrá menos para que a finales de 2011", pronosticó. "Es la constatación de la consolidación de la recuperación", añadió la vicepresidenta. De Guindos incluso se atrevió a poner cifras al pronóstico:  "Algo más de 100.000 parados menos que al principiode la legislatura".

"2014 marca un antes y un después en evolución de la economía española en la crisis", dice Guindos en un alarde de optimismo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aportó más detalles: explicó que en 2014 y 2015 la ocupación aumentará en 600.000 personas, mientras que en el mismo periodo el paro se reducirá en 800.000 personas. "2014 marca un antes y un después en evolución de la economía española en la crisis", explicó De Guindos. Pronóstico osado para muchos, pero no para De Guindos:  "Este cuadro macro es prudente, porque se trata de otorgar mucha credibilidad a los objetivos de déficit y deuda".

"Sería muy fácil inflar las cifras, al menos en el papel", dijo De Guindos, quien destacó que en 2014 por primera vez en tres años habrá consumo positivo de las familias, y en 2015, por primera vez tras siete años de caídas, crecerá la construcción. El ministro de economía destacó además la confluencia de la aportación positiva de demanda externa y doméstica, uno de los elementos que permite crecimiento sostenible y mucha menos vulnerabilidad.

Las previsiones mejoran en muchos aspectos, aunque en la mayoría de los casos habrá que esperar hasta 2016, el año en que parece que todo empezará a moverse. Ocurre, por ejemplo, con la deuda pública, que rozara el 102% en 2015 para empezar a bajar en 2016, cuando se quedará en un 99%.

Pero donde más fuerte apuesta el Ejecutivo es el paro: pronostica que se van a crear 650.000 empleos en 2014 y 2015, años en los que contempla un crecimiento medio del PIB del 1,5%. Este año estima que la economía crecerá un 1,2% y un 1,7% en 2015. 

En cuanto al déficit público, el Gobierno también apuesta fuerte: dice que en 2016 el déficit estará por debajo del ansiado límite del 3%. Este año el objetivo del déficit es del 5,5%. Esa es la propuesta del Ejecutivo a Bruselas: reducir el déficit del 6,6% registrado a final de 2013 al 5,5% al cierre de este año, tres décimas más de lo previsto inicialmente. Hablando en plata, un recorte de 11.000 millones de euros. Montoro ha avanzado también que el déficit se reducirá al 4,2% en 2015, frente al 4,5% fijado con Bruselas, para rebajarlo al 2,8% en 2016. Y en 2017 el no va más: el déficit apenas superará el 1,1%, según las cuentas del Gobierno.