Público
Público

El paro sigue lastrando la economía de EEUU

El mercado laboral sigue frágil a pesar del fin de la recesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El paro sigue siendo un lastre para Estados Unidos, el factor más negativo en su timidísima recuperación económica. Ayer, el Departamento de Trabajo anunció que la tasa de desempleo se mantenía en 9,6% y sobre todo que durante el mes de septiembre la economía había perdido 95.000 puestos de trabajo, mucho peor de lo que se esperaba. Esto parece anticipar que la Reserva Federal, cuando se reúna a primeros de noviembre, tomará medidas para tratar de frenar el descalabro.

Al comentar la cifra del desempleo, el presidente estadounidense, Barack Obama, insistió en la creación de puestos trabajo (65.000) en el sector privado 'por noveno mes consecutivo', dato que sin embargo no consiguió compensar la pérdida en el sector público, debido al fin de las contrataciones temporales para elaborar el censo y sobre todo a los despidos públicos de las administraciones locales y federales que se han quedado sin fondos.

La tasa de paro se ha mantenido por encima del 9% desde mayo de 2008

'Los despidos hubieran sido mucho peores de no ser por las medidas que implementamos, que han sido tan criticadas por los republicanos', dijo el presidente durante un acto en una fábrica de cemento en Maryland. El de ayer era el último informe antes de las elecciones legislativas de noviembre y no facilita la tarea a los demócratas.

El mercado laboral estadounidense sigue siendo muy frágil 15 meses después del final 'oficial' de la recesión. La tasa de desempleo se ha mantenido por encima del 9% desde mayo del 2008, el período más largo en un cuarto de siglo.

No hay acuerdo en la Reserva Federal sobre qué medidas tomar

La debilidad del mercado laboral probablemente impulsará a la Reserva Federal a tomar nuevas medidas para estimular la economía. La mayoría de los economistas prevé que el banco central, en su reunión del mes próximo, decidirá comprar bonos de deuda pública para reducir las tasas de interés y estimular el crédito.

No hay acuerdo entre los responsable de la Reserva Federal sobre las medidas a tomar. Algunos están en contra de actuar de nuevo, pese a que su director, Ben Bernanke, anunciara en contadas ocasiones que haría 'todo lo necesario' para evitar una nueva recesión.

'Va a ser una decisión difícil', declaró ayer a la cadena financiera CNBC, el director de la Fed de Sant Louis, James Bullard. 'Todavía se puede pensar que la economía mejorará por si sola en 2011, alcanzado los niveles de inflación previstos para ese año, sin tener que tomar todos estos riesgos, con una nueva adquisición de bonos', dijo Bullard.

Paradójicamente, el dato, bastante peor que el que habían anticipado los analistas, pasó relativamente desapercibido en Wall Street, donde el Dow Jones superó la marca de los 11.000 puntos por primera vez desde el pasado mayo, influido en parte por la publicación el día anterior de los resultados del fabricante de aluminio Alcoa, que redujo sus pérdidas hasta los 4 millones de dólares en lo que va de año.