Público
Público

El paro sube en 61.083 personas en agosto tras cuatro meses de bajadas

La cifra total alcanza los 3.969.661. En 2010 el paro creció un 9,3%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 61.083 personas en agosto, un 1,5% respecto a julio, y acabó así con la racha de descensos que llevaba registrando los últimos cuatro meses.

De esta forma al finalizar agosto el total de desempleados se sitúa en 3.969.661 personas, según informó hoy el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Para la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, el dato 'no es malo si se tiene en cuenta el contexto estacional', según declaró a la cadena Ser.

La subida del desempleo en agosto, mes en el que suele aumentar el desempleo, es, sin embargo, inferior a la registrada en igual mes de 2009, cuando el desempleo subió en 84.985 personas.

En los últimos doce meses, el paro ha aumentado en 340.581 desempleados, un 9,3% más, de los que 152.938 son varones y 187.643 mujeres, con incrementos del 8,4% y del 10,3%, respectivamente.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, reconoció que este aumento de personas en paro no es un buen dato, aunque subrayo que sí es 'significativamente inferior' al de los dos últimos años, y mantiene la tendencia de 'aproximación progresiva' a las cifras mensuales de periodos anteriores a la crisis.

Hay 1.328 desempleados menos en agricultura 

Por sectores económicos, el desempleo crece principalmente en los servicios, con un aumento de 38.093 personas, que supone el 62% del incremento total registrado en agosto.

También crece en 13.606 parados el sector de la construcción, en 9.190 en la industria y en 1.522 en el colectivo sin empleo anterior.

Por su parte, el paro baja en 1.328 personas en la agricultura.

El paro subió en agosto en todas las comunidades autónomas -especialmente en Cataluña (3,10%) y en el País Vasco (2,75%)-, a excepción de La Rioja, Canarias y Navarra, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Además de Cataluña y País Vasco, los mayores aumentos, por encima de la media nacional (1,56%), se registraron en Murcia (2,53), Extremadura (2,50), Castilla-La Mancha (2,28), Comunidad Valenciana (1,98) y Asturias (1,79).

Catalunya y el País Vasco, las CCAA con mayor incremento del desempleo

Por debajo de la media se situaron Andalucía (1,54%), Madrid (1,27), Baleares (1,24), Galicia (0,83), Aragón (0,52), Cantabria (0,37), y Castilla y León (0,05).

Bajó en La Rioja, un 2,54%; Canarias (0,71) y Navarra (0,18), además de en Melilla (1,81) y Ceuta (1,03).

En términos absolutos, el paro aumentó más en Cataluña (16.703) y en Andalucía (13.325) y bajó en Canarias (1.867), La Rioja (545) y Navarra (75).

El paró descendió en 104 personas en Ceuta y en Melilla en 187.

En cuanto al mismo mes del año anterior (interanual), todas las comunidades registran incrementos en el paro, especialmente en Castilla-La Mancha (14,26), Murcia (13,21), Castilla y León (12,68), Comunidad Valenciana (10,44), Madrid (10,32), Cantabria (10,95) y Aragón (10,12).

En términos absolutos, en los últimos doce meses, el paro subió más en Andalucía (73.873), la Comunidad Valenciana (46.954) y Madrid (43.850).

La Seguridad Social perdió 131.858 afiliados en agosto (el 0,74%), tras seis meses consecutivos de aumentos, con lo que el número medio de personas que contribuyen a las arcas del sistema público de pensiones se situó en 17.716.464, el 1,58% menos que hace un año, según el Ministerio de Trabajo.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, explicó en un comunicado del ministerio de Trabajo que, desde los últimos treinta años, el sistema pierde afiliados en agosto como consecuencia de la interrupción de una serie de actividades como las educativas y los contratos de verano, que se realizan en la hostelería y el comercio.

Granado señaló que la caída de este año es la menor de los últimos cinco años y aseguró que, de hecho, es un año 'bastante bueno' y 'muy compatible' con lo que sería uno de crecimiento económico.