Público
Público

El paro sube 74.296 personas en noviembre y rebasa los 4,9 millones

El total de desempleados registrados en las oficinas de empleo sube por cuarto mes consecutivo y bate un nuevo récord. La afiliación cae en 205.678 personas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social durante el mes pasado publicados este martes vuelven a esbozar un panorama laboral sombrío con más de 4,9 millones de personas apuntadas a los Servicios Públicos de Empleo. Además, mientras el desempleo creció en 74.296 personas -un 1,5% más que el mes anterior-, las afiliaciones cayeron en 205.678 ocupados.

Esta cifra ha sido mayor que la de hace un año, cuando 59.536 personas se sumaron a las listas del paro este mes. Noviembre marca un nuevo un récord histórico global, al situarse por primera vez por encima de los 4,9 millones. El desempleo alcanzó, por tanto, al cierre de noviembre, su nivel más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996, según informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, informa Europa Press.

La subida del desempleo en noviembre, mes en el que históricamente suele aumentar el paro, es la cuarta consecutiva tras la de agosto, septiembre y octubre y el segundo peor registro en este mes dentro de la serie tras el de noviembre de 2008.

No obstante, el Ministerio ha explicado que el registro del mes de noviembre se ha visto alterado por la extinción de los convenios especiales obligatorios de la Seguridad Social para cuidadores no profesionales de personas dependientes. Empleo ha encontrado en la decisión del Gobierno de recortar las prestaciones destinadas a las personas dependientes la coartada perfecta para explicar un nuevo mal dato laboral.

Se trata de un 'efecto puntual', que ha traspasado a la listas del desempleo a 37.983 personas más en el mes de noviembre, han explicado desde el departamento que dirige Fátima Báñez. Éstas se encontraban dadas de alta como demandantes de empleo, pero no computaban hasta ahora en el paro registrado en virtud de su convenio especial. Así, Empleo precisa que, sin este efecto, el paro habría aumentado en noviembre en 36.313 personas, un 0,7% respecto al mes de octubre, lo que habría llevado el total de desempleados a 4.869.834 personas.

Báñez, por su parte, ha reconocido que la subida del desempleo es un 'mal dato' y ha insistido en que el Gobierno 'no tira la toalla' ante lo que ha calificado como 'drama social'. Sin embargo, los recortes de las administraciones públicas y el parón de la economía española siguen fomentando la destrucción de empleo y hacen muy complicada la recuperación del panorama laboral. 

El parón de la contratación es otra mala señal para el mercado de trabajo. En noviembre se registraron un total de 1.151.771 contratos, un 5,4% menos que en noviembre de 2011. De ellos, sólo un 8,7% eran indefinidos.

El desempleo creció en todos los sectores, excepto en la construcción. De nuevo los servicios los que concentraron el 85% de la subida del paro de noviembre, con 63.166 desempleados más. En términos interanuales, todos los sectores aumentan su desempleo. La afiliación muestra que las actividades sanitarias y los servicios sociales siguen destruyendo fuertemente empleo, probablemente afectados por los recortes en este sector.

En cuanto a las comunidades, sólo el País Valencià redujo su paro. En el lado opuesto, Andalucía e Illes Balears lideran la subida con 23.553 y 9.226 parados más, respectivamente.

La destrucción de empleo vuelve a cebarse con el sexo femenino. Más del doble de mujeres (50.764) que de hombres (23.532) se han ido al paro en noviembre.

Las organizaciones de trabajadores siguen insistiendo en que los malos datos del paro son consecuencia, entre otros indicadores, de la reforma laboral que aprobó el Gobierno del PP el pasado febrero, una reordenación del mercado de trabajo que abarata el despido y apuntala el poder de los empresarios.

CCOO ha indicado que las casi 38.000 personas que se sumaron el paro en noviembre y que eran cuidadores 'informales' de las personas dependientes 'son consecuencia de las medidas presupuestarias restrictivas adoptadas por el Gobierno en materia de dependencia'.

La organización sindical ha advertido de que entre noviembre de 2011 y noviembre de 2012 'se ha producido la mayor destrucción de empleo desde 2008', situación que ha atribuido a las medidas adoptadas por el Gobierno, que 'están hundiendo más la economía y prolongando la etapa de recesión'.