Público
Público

El parón de la actividad constructora frenará un 10% la producción de materiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El parón de actividad que desde el pasado verano viene registrando la edificación residencial pasará factura a los fabricantes de materiales para la construcción este año, ejercicio para el que el sector prevé una caída de la producción de hasta el 10 ciento, como peor escenario posible.

Así lo cree el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepco), Rafael Fernández, quien explica que 2007 ha cerrado con un incremento de la producción de entre el 4 y el 5 por ciento.

Según explicó Fernández, este aumento ha sido posible por el buen comportamiento de los materiales finalistas, como sanitarios o ventanas, aunque también ha subido la producción de los aislantes como consecuencia de la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE), que establece requisitos básicos de calidad.

El CTE es visto como una oportunidad de crecimiento por parte de los fabricantes de ladrillos y tejas (agrupados en Hispalyt), que esperan que la apuesta por la calidad les permita ganar cuota de mercado y mantener su nivel de actividad.

Durante los seis primeros meses del año la producción de ladrillos y tejas subió el 3,43 por ciento, si bien durante el segundo semestre no se experimentó ningún crecimiento.

En lo que respecta a los materiales básicos (cemento, hormigón o acero), su fabricación se ha ralentizado en el segundo semestre de 2007 entre el 0,5 y 2 por ciento, pese a que el mercado de este tipo de materiales tiene la capacidad de reequilibrarse, ya que el cemento que no se destina a la construcción de casas puede utilizarse en la obra pública.

Según los últimos datos de la patronal cementera Oficemen, el consumo de cemento se estancó en el año 2007, al experimentar un ligero crecimiento del 0,33 por ciento, en tanto que la producción aumentó el 0,85 por ciento, si bien de cara a 2008 se prevé una caída de las ventas de entre el 4 y el 6 por ciento.

No obstante, el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza, recuerda que España ha llegado a importar el 25 por ciento del consumo total nacional, por lo que considera razonable que ante un mercado más estrecho se reduzca la importación.

Por su parte, la producción de hormigón preparado descendió el 5 por ciento entre enero y septiembre de 2007 respecto al mismo periodo de 2006, según datos de la patronal del hormigón Anefhop.

Mayor optimismo hay en la industria cerámica que prevé repetir en 2008 el crecimiento del 3,5 por ciento de las ventas experimentado el año pasado.

La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) no cree que un parón de la construcción de viviendas pueda afectar a la industria cerámica, que tampoco creció de manera exponencial en los años del "boom" inmobiliario.

Peor panorama tiene el sector de la madera y el mueble que espera que en 2008 las ventas caigan entre el 15 y el 20 por ciento, tras un año de estancamiento.

Según explica el secretario general de Confemadera, Francesc de Paula Pons, frente al frenazo de la edificación residencial en España es necesario intensificar los programas de internacionalización de las empresas del sector.