Publicado: 29.11.2013 13:34 |Actualizado: 29.11.2013 13:34

Una parroquia pide al Papa que excomulgue a Fernández Díaz por las cuchillas de Melilla

Un centro pastoral del barrio obrero de Entrevías, en Madrid, entrega una carta al nuncio en España con la solicitud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los fieles de la antigua parroquia, ahora centro pastoral, San Carlos Borromeo, ubicado en el barrio obrero de Entrevías (Madrid), han pedido al Papa Francisco en una carta que han entregado este viernes en la Nunciatura Apostólica en España, que "excomulgue" a los responsables últimos de la colocación de las cuchillas en la valla de Melilla y citan como "máximo responsable" al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sin olvidar las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

"Solicitamos a Vuestra Santidad que imponga a los responsables últimos de la decisión de colocar las cuchillas en la valla fronteriza de Melilla la pena de Excomunión 'Ferendae Sentenciae', con sus correspondientes efectos y perjuicios", reza la misiva.

La comunidad del centro pastoral, con una especial vinculación con los inmigrantes, a los que acogen en sus casas, comienza explicando al Pontífice la decisión del Gobierno de España de volver a instalar las "terribles" cuchillas en las vallas de la frontera entre Melilla y Marruecos --las cuales nunca se retiraron de Ceuta--.

También exponen los daños que provocan estas concertinas a los inmigrantes: heridas, manos cortadas, brazos desgarrados y "hasta una víctima que murió desangrada".

En cualquier caso, precisan que con esta demanda no pretenden que se dé "un castigo a los culpables" sino, tal y como señala la Doctrina de la Iglesia, que sea una "admonición para el arrepentimiento del delincuente" que lleve a los responsables a retirar "de inmediato" las cuchillas.

Además, indican al Pontífice que con esta petición responden a su llamada, con motivo de la tragedia de Lampedusa, donde murieron cientos de inmigrantes, a "unir esfuerzos para que no se repitan tragedias similares" y "colaborar para ayudar a prevenirlas".

Según ha explicado a Europa Press el cura de la San Carlos Borromeo Javier Baeza, esperan que la voz del Pontífice sí consiga que se retiren las cuchillas o, por lo menos, haga presión en medio de un Gobierno en el que "tantos" miembros dicen ser "católicos" y sentirse "movidos por el humanismo cristiano". El ministro del Interior es un católico practicante y miembro del Opus Dei.

En este sentido, en la carta recogen los nombres de algunos miembros del Gobierno como, precisamente, Fernández Díaz, quien dijo que las concertinas no eran "agresivas", Rajoy, que dijo no saber "si las cuchillas pueden producir efectos sobre las personas" y Sáenz de Santamaría, quien comparó su función con la de las vallas de los centros penitenciarios.

Por ello, la comunidad del centro pastoral San Carlos Borromeo, pide al Papa que se pronuncie y excomulgue a los responsables, ante el "desconcierto" que les produce el hecho de que quienes han ordenado la instalación de las concertinas se declaren abiertamente católicos.

La idea de enviar esta carta al Pontífice para que se posicione sobre la instalación de las concertinas partió de la gente que acude a la celebración dominical en el centro San Carlos Borromeo, según ha explicado Baeza. Hubo una proposición el pasado domingo y el miércoles, la comunidad reunida en asamblea decidió hacerlo.