Público
Público

El partido opositor Ata-Zhurt lidera el escrutinio en Kirguizistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El partido opositor kirguís Ata-Zhurt (Patria) lidera, con el 8,58 por ciento de los sufragios, el escrutinio de las elecciones legislativas celebradas el domingo en Kirguizistán, informó hoy la Comisión Electoral Central (CEC) de esa antigua república soviética en Asia Central.

Estos datos preliminares corresponden al cómputo del 86,58 por ciento de los colegios electorales, según comunicó desde Biskek la agencia rusa Interfax.

Un total de 29 formaciones políticas concurrieron a los comicios de ayer en los que la participación ciudadana fue del 56,59 por ciento del censo electoral, cifrado en poco más de 2,8 millones de ciudadanos, según la CEC.

Los máximos dirigentes de Ata-Zhurt son ex altos cargos del gobierno del depuesto presidente Kurmambek Bakíev, quien se encuentra refugiado en Bielorrusia.

En segundo lugar, con 7,89 por ciento de los votos se sitúa el Partido Socialdemócrata, liderado Almazbek Atambáyev, ex viceprimer ministro del gobierno provisional formado tras el derrocamiento de Bakíev en abril de este año.

Le sigue la formación opositora Ar-Namis (Dignidad), liderada por el ex primer ministro Félix Kulov, que obtiene el 7,07 por ciento, tres décimas porcentuales más que la formación República, situada en cuarto lugar.

El quinteto de los cinco partidos con posibilidades de acceder al reparto de los 120 escaños del Parlamento kirguís lo cierra el partido socialista Ata-Meken, encabezado por Omurbek Tekebáyev, también ex dirigente del gobierno provisional kirguís, con el 5,95 por ciento de los sufragios.

La distribución definitiva de los escaños se conocerá una vez que concluya el escrutinio, pues para acceder al Parlamento, además de obtener más del 5 por ciento de los votos a nivel nacional, lo partidos deben conseguir el respaldo de al menos el 0,5 por ciento de los electores inscritos en el censo en cada región del país.

De acuerdo con la nueva Constitución, adoptada tras el derrocamiento de Bakíev, Kirguizistán es un república con régimen parlamentario, y por tanto será la mayoría legislativa la que designe al primer ministro, máximo jefe del poder Ejecutivo.

Las facultades del presidente de la república quedarán reducidas a labores de representación.

El código electoral kirguís establece que los comicios son válidos independientemente del número de votantes que acudan a las urnas y que ninguna formación, al margen de los votos que obtenga, puede conseguir más de 65 escaños.

Kirguizistán, país limítrofe con China, ha sido escenario de dos revoluciones en los últimos cinco años en los que han sido derrocados sus dos primeros presidentes desde la independencia de la URSS.

La incruenta Revolución de los Tulipanes provocó en 2005 la caída de Askar Akáyev, en el poder desde 1991; mientras los violentos disturbios de abril pasado acabaron con la presidencia de Bakíev tras casi cinco años de mandato.