Público
Público

El Partido Republicano aprueba una conservadora plataforma política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Republicano aprobó hoy por unanimidad una plataforma política que se opone al aborto, el matrimonio gay, la amnistía de los indocumentados y que presta especial atención al tema de la energía.

La plataforma, que establece las líneas generales que defiende el partido, incorpora cambios significativos frente a la del 2004 en temas importantes como la inmigración y hace escasa referencia al senador John McCain, a quien esta semana se nombrará candidato oficial a la Casa Blanca durante la convención del Partido.

La plataforma no refleja la filosofía política del candidato presidencial en ciernes de forma tan clara como en ocasiones anteriores, aunque algunas medidas como la reforma gubernamental llevan el sello de McCain.

Las dos últimas plataformas llevaban la clara huella del presidente George W. Bush. Así, el documento del 2004 lo mencionaba más de 250 veces y el del 2000 más de 40.

La única mención a McCain es en el preámbulo del documento.

El aspirante republicano a la Casa Blanca ha tenido una relación tensa con miembros de su partido debido a su tendencia a romper con la ortodoxia imperante.

El principal cambio frente al programa electoral del 2004 tiene que ver con la inmigración.

El programa rechaza la amnistía, aboga a favor de una mayor seguridad fronteriza y define la inmigración como un "asunto de seguridad nacional".

Hace cuatro años el sector más moderado de los republicanos se impuso a la hora de pedir una reforma migratoria que fuese "legal, segura, estructurada y humana", al tiempo que abogaba a favor de un programa para los trabajadores temporales.

McCain respaldó el proyecto de reforma migratoria de Bush que fracasó el año pasado ante la oposición del ala más conservadora del partido Republicano.

El documento aprobado hoy pide también que se agilicen los trámites de deportación y se corrijan las decisiones adoptadas por los tribunales que han dificultado las deportaciones.

En el terreno del cambio climático parece haberse impuesto el ala más moderada del partido, ya que el documento reconoce que las emisiones de CO2 generadas por la actividad humana tienen un efecto en el calentamiento del planeta.

El texto indica que "aunque el alcance y las consecuencias a largo plazo del (citado impacto de la actividad humana en el planeta) es objeto de investigación, EE.UU. debería de adoptar pasos mesurados y razonables para reducir su impacto en el medioambiente".

McCain está a favor de que EE.UU. adopte medidas para frenar el calentamiento global.

Por lo demás, la plataforma se opone de forma rotunda al matrimonio entre parejas del mismo sexo y al aborto y respalda una enmienda constitucional para prohibir ambos. McCain se opone a una medida de ese tipo.

El programa aprobado hoy pide que se amplíe la investigación con células madre adultas, pero se opone a la investigación con células madre embrionarias, algo que respalda McCain.

El documento también presta atención al tema de la seguridad nacional, pero menciona Irak sólo en siete ocasiones, frente a las más de 40 de hace cuatro años.

Según la plataforma aprobada hoy el lograr un Irak "estable, unificado y democrático es algo que está al alcance de la mano".

La plataforma dice que EE.UU. debe a aquellos "que han sacrificado tanto" en Irak, el compromiso de que las fuerzas estadounidenses abandonarán el país "triunfales y con honor".

El programa de este año concede más espacio a la energía, uno de los asuntos que más preocupa a los votantes y al que McCain ha concedido gran importancia durante su campaña.

El senador por Arizona se ha mostrado a favor de la exploración petrolífera de alta mar, pero se opone a la perforación en el Refugio Nacional del Ártico para la Vida Silvestre de Alaska. El documento aprobado hoy está a favor de la perforación de alta mar pero no menciona Alaska.

El documento también pide que se ponga fin a una controvertida medida que exige que la gasolina contenga una cantidad determinada de etanol, una medida que defiende la actual Casa Blanca y que según los críticos habría contribuido al encarecimiento de los alimentos alrededor del mundo.

Los republicanos señalan que deberían de ser los mercados y no el Gobierno los que decidan cuánto etanol se mezcla en la gasolina y apostaron por una versión alternativa de combustible vegetal que podría fabricarse con hierbas en lugar de maíz.