Público
Público

El partido de Sarkozy cree que Aznar es el referente de la derecha

Xavier Bertrand cree que el ex presidente español tiene "capacidad para hacer que las cosas cambien"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Xavier Bertrand, líder del partido del presidente francés, Nicolás Sarkozy, ha calificado este miércoles a José María Aznar de 'referencia para la derecha europea por su valor y por su capacidad para hacer que las cosas cambien'.

Bertrand, secretario general de la UMP francesa, ha intervenido en Navacerrada en el campus de verano organizado por la FAES, la fundación que preside Aznar, para explicar la agenda de reformas que está llevando a cabo el Gobierno del país vecino.

El ex ministro de Trabajo, quien lidera la UMP desde finales del año pasado, ha asegurado que el socialismo y la socialdemocracia viven una crisis en Europa mientras que existe un futuro real para las ideas y valores que encarnan tanto su fuerza política como el Partido Popular.

Un argumento que ha considerado reforzado con los resultados de las elecciones europeas celebradas el mes pasado.

Y en la línea de difundir esas ideas y valores, ha elogiado la labor de una fundación como FAES por considerarla un ejemplo, al tiempo que ha recordado que no existe una organización de este tipo ligada a su partido.

Ha sido en ese momento cuando se ha referido al hecho de que Aznar esté al frente de esta fundación y cuando ha asegurado que el ex presidente de Gobierno español es 'una referencia para la derecha europea por su valor y por su capacidad para hacer que las cosas cambien'.

Bertrand ha explicado y defendido las reformas que se están llevando a cabo en Francia desde que Sarkozy asumió la jefatura del Estado, y ha recordado las efectuadas en el ámbito fiscal, judicial, laboral y de las pensiones.

Ante ellas, ha lamentado la actitud de los socialistas, que ha considerado que están 'muy aislados en el ámbito europeo', tienen miedo a la apertura y, de ahí, que sea difícil llegar a consensos con ellos.

El líder de la UMP ha asegurado que no ha terminado el proceso de reformas en Francia y ha avanzado las que están previstas, por ejemplo, en cuanto a la distribución territorial del Estado y a la reducción del número de ediles en las corporaciones locales.

Se ha mostrado convencido de que el modelo social francés tiene futuro siempre y cuando se reforme, y, en ese contexto, ha asegurado que Sarkozy es 'muy reformador' y la verdadera división no está entre derechas e izquierdas, sino entre los 'inmovilistas' y los que quieren el progreso y el cambio.